La ex Botnia admitió haber tirado sustancias contaminantes al río Uruguay