La CGT rechazó la reforma laboral que impulsa el Gobierno