La casa del terror: la Municipalidad de Larroque fue informada sobre el abandono del abuelo Lizzi