La banca del Senado que perdió el Frente de Todos en Entre Ríos agita las aguas de la interna