Estiman que en el país hay 400 mil vendedores de drogas