El río Gualeguaychú se mantiene entre los valores normales de la crecida