El Gobierno dio marcha atrás con el recorte a las asignaciones familiares para la Patagonia y el Norte