Donald Trump prohibió que vuelen los Boeing 737 MAX en Estados Unidos tras las tragedias