Escuela ” 20 de Junio ” fuerte agresión de un alumno a una profesora-Nova

Difunde en las redes

Como ya lo hemos afirmado en reiteradas oportunidades, la violencia se manifiesta en todos los estamentos de la sociedad.

 

En este caso, una vez más se produce un episodio violento en un establecimiento escolar.

 

ESCUELA 20 DE JUNIO 1

 

Ocurrió este Lunes, a las 11:00 hs en la escuela “20 de Junio” de Pueblo Belgrano, cuando una docente fue objeto de la furia incontenible de un alumno.

 

Por el hecho se radicó una denuncia policial, en la que la docente relata los detalles del hecho.

 

La profesora, que está embarazada, mandó al joven de 15 años a la preceptoría a raíz de las reiteradas agresiones verbales y mal comportamiento que tenía en el aula.

 

Una vez en la preceptoría, el alumno fue conducido a la biblioteca de la institución, con el objetivo de dialogar con él y tratar de calmarlo.

 

Lejos de eso, el adolescente reaccionó violentamente y le arrojó una silla a la docente, impactándole en sus piernas. Luego, también tiró el parlante de una computadora que fue a dar contra la humanidad de la profesora.

 

Afortunadamente, estos objetos no produjeron lesión aparente en la mujer, pero no se pudo obviar el momento de tensión y nerviosismo que se vivió.

 

Tras esto, el joven volvió al aula dando un fuerte portazo y generando también una situación de mucha angustia entre sus compañeros de clase.

 

Minutos más tarde, la directora del establecimiento citó a la madre del alumno, quien se hizo presente y retiró a su hijo una vez puesta en conocimiento de lo ocurrido.

 

Por otra parte, en la denuncia también se dejó constancia que este alumno ya había tenido antecedentes de este tipo el año pasado, cuando agredió verbal y físicamente a compañeros y docentes.

 

Desde aquella ocasión, se había recomendado a la madre que le proporcionara asistencia psicológica y psiquiátrica.

 

Ayer, la progenitora confesó que hasta el momento le ha sido imposible iniciar un tratamiento al menor, ya que éste se niega rotundamente a la atención de un profesional y también se resiste a concurrir al colegio.

 

Tiempos violentos, de los que los jóvenes no escapan. Estas situaciones son cada vez más comunes en los colegios y generan una fuerte preocupación en el colectivo docente.

 

Estos jóvenes son también víctimas de un sistema que los atrapa y los contamina. Si bien no se puede justificar en absoluto este tipo de conductas, también debemos preguntarnos qué les pasa a los adolescentes, qué los lleva a tanta resistencia.

 

En esto hay una ardua tarea por delante, de la familia en primer lugar, también de los docentes y de las estructuras del estado para ir encontrando los caminos que permitan canalizar las frustraciones y resentimientos que asaltan a la sociedad.

{fcomment}


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios