Suspendieron a otro alto funcionario aduanero y reasignaron tareas a otros-Nova

Difunde en las redes

LA ADMINISTRACIÓN FEDERAL DE INGRESOS PÚBLICOS (AFIP) SUSPENDIÓ AL SUBDIRECTOR GENERAL DE CONTROL ADUANERO, PABLO ALLIEVI, EN EL MARCO DE LA DENUNCIA REALIZADA POR EL PROPIO GOBIERNO NACIONAL CONTRA EL YA APARTADO JEFE DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE ADUANAS (DGA), JUAN JOSÉ GÓMEZ CENTURIÓN.

 

 

Asimismo otros tres directores fueron reasignados a nuevas tareas hasta tanto avance la investigación a cargo del juez federal Ariel Lijo de un supuesto caso de corrupción y connivencia con contrabandistas.



Los tres funcionarios separados son Edgardo Paolucci, director de fiscalización y operativa aduanera; el coordinador y supervisor Carlos Linsalata y Gustavo Mariezcurrena, a cargo de la oficina fiscalización y operativa aduanera.



Los movimientos fueron ordenados por el jefe de la AFIP, Alberto Abad, y publicados en el Boletín Oficial de este martes a través de la disposición 292/16, con fecha del lunes, que establece que la suspensión será efectiva “hasta tanto se diluciden los hechos que resultan objeto de investigación en sede judicial”.



La nueva tanda de suspensiones se inscribre dentro de la denuncias realizada el viernes ultimo ante la justicia la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien recibió una grabación anónima y obtenida fuera de la ley en la que, según trascendió, Gómez Centurión habla con un operador aduanero y le “tarifa” el movimiento de containers.



Este lunes el fiscal federal Guillermo Marijuan impulsó la investigación, sin aludir a un tipo delictivo específico, y la hizo extensiva al empresario paraguayo Carlos Oldemar Barreiro Laborda, alias “Cuqui”, ex dueño de la compañía de alarmas y recuperadora de autos robados Lo Jack.



De acuerdo a la denuncia ambos se encontraban habitualmente en la playa de estacionamiento de un shopping para concretar los pagos, por lo cual la primera medida de prueba ordenada por el juez Lijo fue el secuestro de las cámara de seguridad del lugar.

 


Gómez Centurión, un militar retirado que estuvo vinculado a los “carapintadas”, culpó al ex espía Antonio Stiuso de ser responsable de una “operación” en su contra a raíz de investigaciones en el aeropuerto de Ezeiza que ordenó desde diciembre pasado, cuando asumió el cargo.

{fcomment}


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios