mié. Nov 20th, 2019

Confirman la división en el FpV: arman un nuevo bloque de 18 diputados-Nova

Difunde en las redes

Congreso. El interbloque de Cambiemos pasa a ser primera minoría.

 

 

La bancada se llamará “Justicialista”. Será presidida por el dirigente de SMATA Oscar Romero, La fractura fue motorizada por el ex funcionario K Diego Bossio y los salteños que responden al gobernador Juan Manuel Urutubey.

 

En lo que podría considerarse una crónica con final anunciado, un grupo de diputados del FpV decidió esta tarde romper con el bloque K y conformar una bancada propia, que por ahora contaría con 18 miembros. El nuevo bloque se llamará Justicialista y estaría presidido por el sindicalista de SMATA Oscar Romero.

Con este desprendimiento, el oficialismo estima que el FpV perdería su condición de primera minoría en la Cámara baja que ostentaba: pasaría de 95 a menos de 80 bancas, mientras que el interbloque de Cambiemos ronda los 90.  

Según dijeron en el nuevo sector del PJ, la bancada estará integrada también por el ex titular de la ANSeS Diego Bossio; los salteños Pablo Kosiner, Javier David y Evita Isa; los jujeños Guillermo Snopek y Héctor Tentor; el catamarqueño Néstor Tomassi; los pampeanos Oscar Ziliotto y Gustavo Fernández Mendía; el mendocino Pedro Miranda, la riojana Teresita Madera yel chaqueño Gustavo Martinez Campos.

No participaron de la reunión, pero mandaron adhesiones el riojano Luis Beder Herrera y el correntino Oscar Macías. El que sí estuvo y también se integrará al nuevo bloque es el petrolero Alberto Roberti, quien el año pasado presidió el bloque del Frente Renovador y ayer estuvo en la Casa Rosada con Mauricio Macri acompañando una delegación del peronistas disidentes.

Consultado por este medio, David fundamentó la decisión de formar un nuevo bloque con el argumento de que para “la etapa que viene debemos recuperar la esencia del justicialismo. Los argentinos necesitanunaoposición responsable y firme, pero a la vez constructiva. Sterminó una etapa política el 10 de diciembre y es necesario que trabajemos para adelante”.

Mientras el sector rebelde deliberada en el gremio de Taxistas, el resto de los integrantes del FPV arrancó una reunión en el tercer piso del Congreso. Según fuentes del bloque comandado por Héctor Recalde, de esa reunión estarían participando cerca de 80 diputados. Entre ellos se encuentra el sanjuanino José Luis Gioja, a quien los rebeldes buscaron sumar a la fractura pero no lo consiguieron. Al continuar en el bloque, Gioja habría negociado apoyos para presidir el PJ.

Del encuentro en el Congreso, que aún no finalizó, participan también la plana mayor de La Cámpora, con Máximo Kirchner a la cabeza, y diferentes diputados K, como Diana Conti, Teresa García, Juliana Di Tullio y Carlos Kunkel.

En realidad el desprendimiento del FpV fue bastante mayor de lo que preveían hasta anoche las autoridades del bloque K. Las autoridades del bloque habían llamado en los últimos días a los 95 integrantes de la bancada y sólo con apenas dos -el ex titular de la ANSeS Diego Bossio y el mecánico Oscar Romero-  no habían podido comunicarse.

Así, todo aparecía con final abierto: del lado rebelde decían que serían arriba de 11 los que romperían y miembros de La Cámpora aseguraban que en realidad todo era una operación y que de haber bajas serían menos de 5.

Entre diputados que continúan en el FpV cargaban parte de la responsabilidad de la ruptura sobre las espaldas de Recalde. “¿Para qué llamó a reunión de bloque? Lo único que hizo fue precipitar la ruptura“, apuntó un diputado.

Las razones de la ruptura son varias, pero básicamente obedecen a las diferencias políticas entre los rebeldes -varios responden a gobernadores del interior- y el sector K más duro y La Cámpora, que en los hechos conducen el bloque. Según los díscolos, los K quieren ser una simple fuerza testimonial y ellos quieren posicionar al peronismo como opción de poder para 2019.

Al sector que ahora se desprendió también le causó malestar la decisión de no participar de la jura de Mauricio Macrila forma en que se quiso designar a dos camporistas en la AGN y la conferencia de prensa que el bloque dio después de la detención de Milagro Sala. 

Con el desprendimiento, el FpV quedaría reducido a alrededor de 80 miembros y dejaría de ser la primera minoría en Diputados, según sacaban cuentas cerca de Emilio Monzó, presidente de la Cámara. El interbloque de Cambiemos suma 90 legisladores.

Pero Teresa García, secretaria parlamentaria del FpV, dijo a Nova que el bloque K continuará siendo la primera minoría porque Cambiemos es un interbloque. Del lado de Monzóen cambio, sostuvieron que es la presidencia de la Cámara la que determina cuál es la primera minoría. Esa batalla arrancará ahora en Diputados.

{fcomment}

 


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios