Ante empresarios, Alberto Fernández les reclamó por la suba de precios y les pidió compromiso

Difunde en las redes

Before businessmen, Alberto Fernández claimed them for the price increase and asked them for a commitment.

“Tiene que parar, no tiene lógica que los precios sigan subiendo”, afirmó el Presidente. Y reclamó: “Necesitamos industriales comprometidos con el país, no solo con los resultados”.

La expectativa empresaria por tener la posibilidad de acercarse al presidente Alberto Fernández casi 500 empresarios colmaron tres salones del Hotel Alvear quedando en lista de espera más de 100.

El presidente del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp), Daniel Funes de Rioja, en su breve discurso aseveró que los empresarios “Creemos en la concertación social y en el diálogo social. Hay que superar las tensiones. Vamos a contribuir al entendimiento del empresariado, coordinando y para lograr una posición coherente”, señaló Funes de Rioja. Luego el jefe del Estado ocupo el estrado y dio un breve discurso cuyos ejes ya fueron anticipados ante la Asamblea Legislativa.

Alberto Fernández volvió a reclamarles a los empresarios por la suba de los precios, especialmente de los alimentos, pese a que el Gobierno congeló tarifas, los combustibles, y mantuvo estable el dólar. Además, les pidió mayor compromiso con la situación del país y dijo que el campo “valoro el aporte del campo” por el incremento de las retenciones.

“Tiene que parar, no tiene lógica que los precios sigan subiendo”, afirmó al tiempo que les reclamó: “Necesitamos industriales comprometidos con el país, no solo con los resultados”.

Al hablar sobre el presente económico, el jefe de Estado dijo que “estamos en un punto muy dificultoso” y se refirió a lo que fue la Argentina hasta que asumió en reemplazo de Mauricio Macri. “Estábamos arriba de un colectivo que se habían empecinado en acelerar hacia el precipito. Por suerte los argentinos giraron en volante”, señaló.

Y luego, con una metáfora aún más contundente, aseveró que la deuda que tomó la gestión anterior, por sus plazos y para lo que se usó, fue “suicida”. “Gracias a Dios, en octubre los argentinos bajaron el arma de la sien”, sentenció.

“Tomar deuda con se hizo con los plazos que se hizo es un suicidio. Venía diciendo desde la campaña que esta deuda era insostenible, se lo explicamos al mundo y el primero que lo entendió fue el FMI”, insistió.

En ese marco, Alberto Fernández agregó que, desde que asumió el Gobierno, se logró “cambiar la lógica de la especulación financiera por la lógica de la producción y con la producción en marcha regresa el trabajo, y con el trabajo volvemos a enfrentar la pobreza y el hambre”.

Insistió en este punto: “Es inadmisible e increíble el nivel de deuda” tomada por el país en el gobierno anterior; “el endeudamiento tiene sentido si es para que Argentina crezca, pero no es una buena idea para financiar el déficit público”, criticó.

Por último, sobre este tema el Presidente afirmó que no va a “firmar nada que lastime a los que producen, a los que trabajan y a los más pobres de la Argentina”, en el marco de las negociaciones para una reestructuración de la deuda que lleva adelante el gobierno nacional.

Contrapunto.

Una vez finalizadas sus palabras, Fernández se quedó a almorzar compartiendo la mesa con Alejandro Bulgheroni, ´Daniel Funes de Rioja, Bettina Bulgheroni, Miguel Acevedo, López Mena, Daniel Pelegrina, Eduardo Eurnekian, entre otros importantes hombres de negocios. Quienes tuvieron la oportunidad de compartir la mesa con Alberto rescataron su espíritu dialoguistas y su buen ánimo. Es más, no tuvo inconveniente en brindar por la Argentina al finalizar el evento.

Una frase que llamó la atención en particular a los representantes del sector agropecuario fue cuando Fernández se refirió a la suba de las retenciones a las exportaciones. “Queda el desafío de crecer y para eso tenemos que trabajar, valoro que el campo haya aceptado que suban las retenciones, y como hicimos con el campo lo tenemos que hacer con la industria y el sector financiero”, señaló.

Sin embargo, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, al término del almuerzo señaló a Ámbito que “no hemos acordado nada” con relación a las retenciones. Al respecto, sostuvo que la posición de la Mesa de Enlace es “muy clara” en cuanto a la necesidad de “eliminar las retenciones” y reemplazarlas por el impuesto a las ganancias.

“El campo está enojado por la suba de los impuestos, en estado deliberativo, pero con vocación de diálogo” afirmó Pelegrina. Al respecto, sostuvo que el tema “no está terminado” y que las entidades siguen analizando la situación y no descartó que pudiera dar lugar a “algún tipo de protesta”.

De todas formas, el dirigente rural sostuvo que siguen las conversaciones, que han sido convocados por el Banco Nación para hablar sobre los problemas del campo y que esperan hacer llegar sus inquietudes a las más altas autoridades.

Diálogo.

Miguel Acevedo, el titular de la UIA, quién celebraba su cumpleaños y fue saludado por el presidente, también coincidió con que la industria tiene capacidad ociosa y que para que las maquinas comiencen a funcionar es necesario que se recupere el mercado interno. Valoran en este sentido la visión común que tiene con el gobierno y rescatan que existe un “dialogo positivo”.

En los pasillos los empresarios se quedaron con sabor a poco porque, esperaban escuchar más detalles o precisiones acerca de cómo se puede llegar a cumplir el objetivo de retomar la senda de crecimiento.

Si bien rescataban que las tasas de interés hayan bajado los representantes del sector financiero admitían que “nadie te pide un crédito”. Otro de los puntos que se cuestionó del discurso del presidente fue la ausencia a como se hará para incentivar la inversión (desde ya la local) en tanto, los representantes del comercio y los servicios se lamentaron la falta de una mención a un sector que ocupa mucha mano de obra.

Pero, en líneas generales los empresarios rescataron que valoraban “la vocación de diálogo” del presidente Fernández, y su “espíritu conciliador”. Asimismo, dicen que no tiene dificultades para acceder a los distintos funcionarios, salvo honrosas excepciones. De hecho, el presidente llego acompañado de gran parte de su gabinete, como el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de la Producción, Matías Kulfas, el ministro de Salud, Ginés González García, quién fue motivo de consulta por más de uno respecto al tema del coronavirus, entre otros.

Más allá de estas opiniones favorables, los dirigentes empresarios coinciden asimismo en que la situación de los distintos sectores de la economía se encuentra “comprometida y en dificultades”.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios