Unos 200 policías federales atrapan a una banda integrada por el jefe de un penal en Entrte Ríos-Nova

Difunde en las redes

Se trata del titular de la cárcel de mujeres; también apresaron a dos policías provinciales; manejaban una red de venta de estupefacientes en varias ciudades.

PARANÁ.- Todos quedaron detenidos: el jefe de la cárcel de mujeres de la capital entrerriana, su hermano y su cuñada, que es agente del Servicio Penitenciario; también un policía en actividad y su padre, también policía, pero retirados. Ellos son parte de los trece detenidos a quienes se los acusa de integrar una banda dedicada a la comercialización de cocaína en esta capital y en otras ciudades y localidades aledañas. En distintos allanamientos se secuestraron más de dos kilos de cocaína pura.

El sorpresivo operativo se realizó durante las últimas 48 horas por más de dos 200 efectivos de la Policía Federal, que actuaron bajo las órdenes del juez federal en Paraná, Leandro Ríos. La fuerza federal movilizó para esta ocasión, unos 70 efectivos de Santa Fe, Rosario y de otras delegaciones, además de personal del Grupo de Operaciones Federales (GEOF).

Según dijeron fuentes de la investigación a LA NACION, el golpe a los narcotraficantes que operaban en la capital entrerriana se produjo luego de un seguimiento de casi un año, lo que permitió conseguir escuchas telefónicas y filmaciones que fueron ordenadas por Ríos, pero también por sus pares en Santa Fe y Rosario.

Uno de los detenidos es Nicolás Castrogiovanni, señalado por los investigadores como el jefe de la banda dedicada a la venta de cocaína en barrios paranaenses y en localidades como Colonia Avellaneda, en las afueras de la capital entrerriana.

Desde la Policía Federal indicaron que este viernes “familias completas fueron trasladadas a dependencias policiales para su correcta identificación, entre éstos, el hijo de un policía retirado”. Se trataría de Castrogiovanni, quien hace unos años se enfrentó a disparos con el jefe de una comisaría barrial y para el tiroteo, habría utilizado el arma reglamentaria de su padre.

En la zona en donde ocurrió aquel viejo tiroteo, se conoce a los supuestos expendedores de droga como “La banda del Nico”, que tendría conexiones con narcotraficantes de otras provincias.

Ayer por la tarde todos eran indagados por el juez Ríos, aunque en su mayoría se negaron a declarar.

El funcionario penitenciario fue identificado como Victorio Bernardo Aguirre, jefe de la cárcel de mujeres, quien ya fue relevado. Su hermano, también detenido, es Pedro Aguirre y su cuñada, Priscila Evangelina Álvarez, quien cumplía funciones en la cárcel hasta el día de la detención. Los uniformados apresados son Rodrigo Medina, sargento de la Policía de Entre Ríos, y su padre, Hugo Héctor Medina, un policía pasado a retiro en 1998.

Sospechan de un hijo de Urribarri

En Entre Ríos, la policía provincial depende del Ministerio de Gobierno, cuyo titular es Mauro Urribarri, quien es hijo del ex gobernador Sergio Urribarri. Días antes de que el ministro Uribarri asuma ese cargo, el pasado 11 de este mes, en la vecina ciudad de Concordia levantaron cientos de firmas para evitar su designación con el argumento de que su voz aparece en escuchas telefónicas en diálogo con Gustavo “Petaco” Barrientos, jefe de la barrabrava de Patronato, club que ahora ascendió a la Primera A de fútbol. Barrientos es un conocido narcotraficante entrerriano, quien cumple con una condena de 11 de años de prisión por un doble homicidio.

Fuente : Diario La Nación.

{fcomment}

 


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios