Los delincuentes rurales continúan desvalijando las estancias-Nova

Difunde en las redes

Otro asalto a un establecimiento rural y ya perdimos la cuenta. En este caso, el turno fue de la estancia “La Estopona”, en Costa Uruguay Sur, donde los ladrones se alzaron con gran cantidad de elementos y armas de gran poder de fuego.

Como lo hemos dicho en reiteradas oportunidades, la brigada de abigeato de la policía es imposible que pueda controlar una jurisdicción tan grande como la que tiene el departamento Gualeguaychú en su ruralidad.

Falta de personal y falta de elementos básicos, como patrulleros, hacen prácticamente imposible mantener un efectivo control.

Así, los “bandidos rurales” aprovechan para llevar adelante sus fechorías sin temor a ser encontrados infraganti.

Los establecimientos de campo son blanco fácil para quienes ya están muy organizados con móviles y buena logística, ya sea para el robo y matanza de ganado o para el saqueo a las propiedades.

También debemos decir que se toman algunas decisiones a nivel de los mandos policiales que son contrarias a mantener un trabajo efectivo.

Según pudo saber NOVA, por información de fuentes altamente confiables, que en los últimos días fueron trasladados de la comisaría de Costa Uruguay Sur dos funcionarios policiales y los enviaron a la comisaría de Palavecino.

Aparentemente, el motivo de tal decisión sería que el funcionario que estaba a cargo de la comisaría de Palavecino habría tenido algún problema con un vecino de la zona. Así, se produjo un intercambio. El policía que estaba a cargo en Palavecino lo mandaron a Costa Uruguay Sur y dos policías de esa jurisdicción los enviaron a Palavcino. De esta manera, Costa Uruguay Sur se quedó con menos personal.

Por otra parte, sabemos perfectamente que la comisaría de Palavecino se encuentra en estado calamitoso, ya que ni siquiera está en condiciones aceptables como para habitar en ella.

Todo este cuadro de situación habla a las claras de los problemas que existen, tanto en cuanto a los manejos que se realiza con el personal como en lo que tiene que ver con la falta de insumos e infraestructura para trabajar adecuadamente.

Los resultados están a la vista. El abigeato continúa y ahora los robos a las propiedades en zonas rurales se han transformado en hechos habituales y cotidianos.

POLILADRON.

Otra información que nos llega en relación a esta banda que opera en las zonas rurales, es que uno de sus integrantes sería un ex policía, que fuera cesanteado un año atrás por estar comprometido en una serie de ilícitos.

Este ex policía habría sido atrapado un mes atrás, con una buena cantidad de carne vacuna, producto de un hecho de abigeato.

También sabemos que andaría por la zona ofreciendo en venta una cocina, que sería la robada a la estancia “Clarín”, hecho que ocurrió hace poco tiempo.

Este ex policía no actuaría solo. Lo acompañarían en sus andanzas otras cuatro personas, uno de ellos uruguayo, y se manejarían tanto por tierra como por agua para sus desplazamientos con el fin de ingresar a los establecimientos que tienen en la mira para robarlos.

{fcomment}


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios