Coparon la comisaría del pueblo, robaron el club y se llevaron $600.000 de la mutual-Nova

Difunde en las redes

OCURRIÓ EN LA PEQUEÑA LOCALIDAD SANTAFESINA DE MONTES DE OCA, DONDE SEIS DELINCUENTES IRRUMPIERON EN LA COMISARÍA Y TRAS TOMAR DE REHÉN A UN POLICÍA COMETIERON LOS ROBOS. “EL PUEBLO FUE ENTREGADO POR ALGUIEN”, ASEGURÓ EL PRESIDENTE COMUNAL.

 

“El pueblo fue entregado por alguien”, dijo esta mañana el presidente comunal, Leandro Dietschi, mientras que el secretario de Seguridad de Santa Fe, Omar Pereyra, señaló que los ladrones “direccionaron muy específicamente sus blancos”.

En ese sentido, una de las hipótesis que manejan los investigadores apunta a que se trató de una banda “de otra provincia” con “logística e inteligencia locales”.

Según las fuentes, el hecho ocurrió anoche en Montes de Oca, una localidad de 3 mil habitantes ubicada unos 128 kilómetros al oeste de Rosario, cerca de la Ruta Nacional 178.

Pereyra relató a los medios que todo comenzó con un llamado a la seccional del pueblo alertando sobre un presunto accidente sobre la ruta, al que acudieron “dos de los tres policías” aunque el siniestro resultó falso.

En ese lugar, estos efectivos fueron reducidos por los delincuentes, que se movían en dos autos y estaban encapuchados, y luego llevados a la seccional donde maniataron a una mujer policía que mantenía la guardia.

Las fuentes señalaron que los asaltantes dejaron a dos de los policías encerrados en la comisaría y tras llevarse los celulares y cortar el cable del teléfono fijo se dirigieron al club Athletic Club Montes de Oca con el tercero como rehén.

Pereyra explicó que con un soplete forzaron la caja fuerte, tras lo cual se trasladaron hasta la mutual, ubicada en un inmueble lindero.

Al no poder abrir la caja de seguridad –y tras golpear y maniatar al sereno- los delincuentes fueron con un móvil policial a buscar las llaves hasta el domicilio del gerente, con quien regresaron para sustraer el dinero de la mutual, dijeron los informantes.

De acuerdo a Pereyra, el “monto estimado” del botín es de 600 mil pesos, con los que los asaltantes escaparon en dos vehículos –uno sería un Renault Fluence- llevando consigo al policía de rehén, a quien abandonaron en la autopista Rosario-Córdoba a la altura de la localidad de Cañada de Gómez.

“Habían contado con inteligencia previa, direccionaron muy específicamente sus blancos, sus objetivos”, dijo el secretario de Seguridad santafesino, para quien los ladrones “tenían conocimiento pleno de adónde iban y qué buscar”.

En la misma línea, el presidente comunal Dietschi dijo en declaraciones radiales: “No me cabe ninguna duda que entregaron al pueblo, por la logística que tuvieron los delincuentes”.

“Sabían todo. El movimiento de la comisaría, sabían dónde tenían que buscar la plata. Si venís de un pueblo y no tenés toda la información te movés a ciegas”, señaló el funcionario.

En tanto, la Policía realizaba esta tarde un operativo cerrojo en rutas de las inmediaciones de Montes de Oca, ubicada a pocos kilómetros del límite con la provincia de Córdoba.

“Estamos trabajando varias hipótesis, los robos a los pueblos nos preocupan”, dijo Pereyra, y recordó el asalto de idénticas características cometido en marzo pasado en la localidad de Bernardo de Yrigoyen, hecho por el que hay dos detenidos de la provincia de Buenos Aires.

Un investigador del caso destacó que Montes de Oca “tiene salidas rápidas y cercanas con varias rutas” al tiempo que recordó que los asaltantes escaparon por la autopista que une Córdoba con Rosario en dirección a esta última ciudad.

{fcomment}

 


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios