La NASA confirmó que hay agua en Marte y crece la esperanza de hallar vida-Nova

Difunde en las redes

Hallazgo en el planeta rojo.Por primera vez se detectaron fluidos de agua salada en el planeta. Estaban en 4 cráteres. Para el organismo, son las “pruebas más sólidas” de que allí puede haber microorganismos.

El óxido de hierro que domina parte de su territorio, Marte cargó con una reputación de paraje yermo y desamparado. Pero no es un planeta marchito. Tampoco lo circundan caudalosos océanos, ni posee una red superficial de canales como apuntó el astrónomo Giovanni Schiaparelli, a fines del siglo XIX. El agua en estado líquido, según confirmó ayer la NASA, se desliza por algunas pendientes, dejando a su paso unas estrías oscuras cuya procedencia son aún toda una incógnita. El próximo paso para la ciencia será verificar si allí existe alguna forma de vida.

Durante una conferencia en el cuartel general de la NASA en Washington, los responsables del programa de exploración espacial confirmaron que hallaron “las pruebas más sólidas” de que Marte posee un flujo de agua salada en su superficie, al menos en verano.

La presencia de líquidos se sospechaba desde hacía tiempo, pero la primera confirmación llegó a través de datos recolectados por el instrumento CRISM, un espectrómetro de imagen que es como la visión del satélite Mro (Mars Reconnaissance Orbiter) de la NASA, especializado en analizar la composición de los canales minúsculos. Los resultados fueron publicados en la revista Nature Geoscience.

El agua en estado líquido es el componente que define la vida tal como el ser humano la conoce. En el planeta rojo ya se divisaron reservas de agua en estado sólido y numerosos indicios de que en el pasado existió este elemento. Pero hasta la fecha no se había detectado su presencia en forma directa.

“Este descubrimiento de la NASA muestra que la naturaleza puede usar mecanismos químicos alternativos para mantener el agua en estado líquido ante condiciones físicas adversas. Desde hace décadas comprobamos que el agua está presente –en distintas formas– en los lugares más remotos del universo. Aplicando el principio de mediocridad, donde se asume que lo que sucedió en la Tierra, puede suceder en otras partes del universo si se dan las condiciones adecuadas, los astrobiólogos suelen especular que la vida en el universo puede ser mucho más común de lo que se pensaba hace tan solo unas pocas décadas. Es cuestión de tiempo para que encontremos las primeras evidencias de que no estamos solos en el universo”, expone Guillermo A. Lemarchand, consultor para la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Los resultados muestran la presencia de sales hidratadas, que permiten que el agua permanezca líquida a temperaturas muy bajas, de hasta 70 grados bajo cero. En el verano marciano se puede encontrar agua salada derretida que corre por algunas pendientes, según señala el equipo de Lujendra Ojha, que trabaja en el Georgia Institute of Technology, en Atlanta.

La fuente del agua es todavía un desafío para los científicos, quienes señalaron que podría ser hielo derretido, un acuífero subterráneo, vapor de agua de la pequeña atmósfera marciana o una combinación de ambos. “Lo que tenemos es tierra mojada, capas delgadas de tierra mojada, no agua’’, relativizó Alfred McEwen de la Universidad de Arizona campus Tucson.

La destacable es que el agua o sales no se había detectado en las mediciones que realizado previamente. “Estos son descubrimientos muy importantes, pero aún no entendemos qué ocurre. Sin embargo hoy sabemos que Marte no es el planeta seco que pensábamos. Bajo ciertas circunstancias, hay agua líquida” expuso Jim Green, director del Programa de Ciencia Planetaria de la NASA.

Los hallazgos se hicieron en cuatro cráteres del hemisferio sur de Marte, en los que se registraron minerales de sal hidratada. Esto amplía las zonas en las que conviene apuntar la búsqueda sobre la vida, comentó Mary Beth Wilhelm, del Ames Research Center de la NASA. “Sin embargo, no está claro si la vida terrestre podría existir allí”, aclaró. Las condiciones de Marte son extremadamente frías, incluso durante el verano. Los cráteres están en lugares donde la temperatura desciende hasta -23 grados, pero las propias sales pueden reducir el punto de congelación del agua y hacer que se derrita el hielo.

Mientras se suceden las especulaciones, Michael Meyer, de la NASA, dijo que la única manera de saber si hay vida en Marte es recolectar rocas y analizarlo en la Tierra, labor que cumplirá una sonda estadounidense en 2020.

{fcomment}


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios