La muerte del fiscal.

Difunde en las redes

Afirman que alguien entró a la casa de Nisman el día de su muerte y borró llamados de su celular.

La muerte del fiscal.

El abogado de sus hijas afirmó que del aparato desaparecieron comunicaciones que el fiscal tuvo el sábado 17 de enero, y que no pudieron ser eliminadas de forma remota.

El abogado Martín Romero Victorica, uno de los letrados que representa a las hijas de Alberto Nisman, afirmó que una persona ingresó al departamento del fiscal en Le Parc y borró el registro de algunas llamadas en su celular. Se trata de comunicaciones con varias personas que constan en el expediente, y que según aseguran los técnicos no pueden haber sido borradas del aparato en forma remota. El teléfono de Nisman fue secuestrado en el operativo judicial realizado durante la noche del domingo 18 de enero y la madrugada del lunes 19, por lo que el supuesto intruso debió haber estado en el departamento antes de esa hora.

“Aparece ahora como algo nuevo en el expediente la presencia de alguien en el departamento de Nisman. Así como la computadora tenía un sistema de vía remota, el teléfono no lo tenía. De forma tal que para poder borrar las llamadas que no existen, los mensajes de texto que han desaparecido, estamos convencidos de que se instaló sobre el teléfono algún hardware para extraer los archivos o se bajó una aplicación que permita el borrado seguro y también después se borro esa aplicación. Todos estos trabajos no los puede realizar una persona común, están hechos por una persona experta en informática”, dijo Romero Victorica.

En diálogo con radio Mitre, el abogado dijo que los peritos detectaron que la ultima llamada registrada en el celular de Nisman es del domingo 18 de enero, pero “e la causa existen testimonios que declaran que el sábado que Nisman se comunicó. Nos encontramos con que el sábado 17 Nisman hizo cuanto menos varios llamados y esos llamados no están en el teléfono. El domingo 18 aparece muerto. La autopsia se hace el lunes a las 8 y los médicos forenses establecen que la muerte del fiscal habría ocurrido por lo menos 24 horas antes”, planteó.

Romero Victorica contó que cuando se borran los datos y se “eliminan” los registros de las llamadas, y que pese a que los expertos tienen capacidad de extraer la información del dispositivo, “no han podido recuperar los llamados” del teléfono personal de Nisman.

“Eso indica que se ha utilizado una técnica de «borrado seguro». Y también se sabe que en el teléfono le enviaron un malware, un troyano”, explicó el abogado.

Romero Victorica también se refirió a la identificación de marcas correspondientes a supuestos golpes en el cuerpo de Nisman, que pondrían en duda la tesis de que el fiscal se suicidó. “El doctor Raffo, que es un reconocido médico forense y también integró la fuerza policial, sostiene dos cosas, que pareciera ser que han pasado medio por alto: primero que el cuerpo tiene un golpe en su pierna izquierda, más arriba del tobillo. Casi como si fuera una patada que le dieron para hacerlo caer o arrodillar. También nos contó a nosotros personalmente y lo trató en la junta interdisciplinaria que tenía un golpe en la cabeza, sobre el costado derecho. Él lo calificó como el típico golpe de cachiporrazo realizado con esas bolsas de arena hechas para no dejar marcas”, relató el abogado.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios