sáb. Jul 20th, 2019

Guatemala dió marcha atrás y se cayó la primera venta de aviones militares Pampa de la historia

Difunde en las redes

Guatemala reversed and the first sale of Pampa military aircraft in history fell.

El ente estatal guatemalteco encargado de controlar las cuentas de la Nación recomendó no proceder a la compra de los dos aviones militares argentinos porque el convenio firmado entre Mauricio Macri y su par guatemalteco, Jimmy Morales “no se ajusta a las normas”

El gobierno de Guatemala suspendió la compra de dos aviones militares Pampa III en 28 millones de dólares -y la que hubiera sido la primer venta de esta naturaleza en la historia argentina- debido a que el convenio firmado días atrás por Mauricio Macri y su par guatemalteco, Jimmy Morales, debió haber sido tratado por el Congreso, argumentaron.

Luego de reunirse en el Parlamento con el partido opositor Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca, el subcontrolador de Probidad de la Contraloría General de Cuentas, Fernando Fernández, recomendó al Ministerio de Defensa “no proceder” con la adquisición de los aviones militares argentinos porque la transacción “no se ajusta a las normas”. Ademas, previamente se habían opuesto a la operación el Defensor del Pueblo de Guatemala, y el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales.

“La Contraloría recomienda el desistimiento del proceso, y el ministro de la Defensa le respondió de manera oficial que acatará las recomendaciones para mejorar el proceso que se necesita para la adquisición del equipo de defensa aéreo”, expresó el vocero del ejército Oscar Pérez. El viceministro de Política de Defensa y Planificación del Ministerio de Defensa de Guatemala, Jorge Ruíz confirmó ayer que el gobierno no efectuará la compra de los dos Pampa III.

La recomendación de no proceder con la negociación por parte del ente estatal encargado de controlar las cuentas de la Nación se dio a partir de una polémica instalada en torno a la transacción de los aviones militares por 28 millones de dólares. El responsable del organismo, Fernández enfatizó que cualquier convenio o tratado internacional “solo puede ser a través del Congreso”. 

El pasado 3 de julio, Mauricio Macri y Jimmy Morales habían firmado el acuerdo de cooperación que incluía la venta de los aviones, el mantenimiento de las unidades, entrenamiento de pilotos, y la futura compra de 6 aeronaves más.Iba a ser la primera venta al exterior de la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea) en 91 años de funcionamiento.

“El Pampa es un avión diseñado para tener una vida útil de más de 30 años. Esto nos obliga a mantener una continuidad operativa en Fadea para brindar soporte técnico, entrenamiento a pilotos, provisión de repuestos y además a seguir produciendo aviones ya que este acuerdo de cooperación internacional encierra la venta de más unidades a la aviación guatemalteca”, había manifestado el ministro de Defensa argentino Oscar Aguad luego de que Macri y Morales visiten la base aérea El Palomar.

Pérez negó la concreción del convenio y que no se había acordado “ningún tipo de transacción financiera hacia el Estado de Argentina”.”No hay ninguna situación que comprometa al Estado de Guatemala a una sanción económica por no continuar con el proceso de adquisición”, insistió y aclaró que la negociación “está en un compás de espera para recibir las recomendaciones de Contraloría y de alguna manera mejorar su proceso para brindar la seguridad de la defensa aérea que el país se merece”.

Además de la Contraloría la organización Acción Ciudadana, representante en Guatemala de la ONG Transparencia Internacional, pidió quitar los fueros al presidente Morales y al ministro de la Defensa, Luis Ralda, para investigarlos por sospechas de fraude en esa operación. Ralda había manifestado la necesidad de la compra de los Pampa III en la lucha contra el narcotráfico.

Ante las críticas de hermetismo en el acuerdo y los cuestionamientos sobre la necesidad de que el Estado guatemalteco adquiera los aviones de combate, el vicepresidente Jafeth Cabrera lamentó que “quede sin materia”: “Es triste, el país no puede mejorar. Eran para combatir el narcotráfico; todo el mundo se opone a cosas positivas”, criticó.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios