Grave acusación contra el Jefe del Escuadrón de Seguridad de Gendarmería Nacional en Zárate

Gentileza; Impacto Local Zárate.

Difunde en las redes

Serious accusation against the Chief of the National Gendarmerie Security Squadron in Zárate.

A continuación compartimos carta de una lectora enviada a la redacción de Impacto Local en la que realiza una contundente acusación contra el Jefe del Escuadrón 63 Zárate-Brazo Largo, de Gendarmería Nacional, por “abuso de autoridad” con el objetivo de perjudicar a un efectivo de la mencionada fuerza.

“Mi nombre es Mónica Oberman, DNI 30.406.169 soy madre de cuatro hijos menores de edad quienes en su inocencia no entienden lo que le está sucediendo a su padre, mi esposo, el primer alférez de Gendarmería nacional Mario Sebastián cornejo, quien desde el año 2014 a la fecha ha sido víctima de los abusos de autoridad de algunos Superiores Jerárquicos, que prevalecidos de su cargo y función buscaron perjudicar no solo su carrera profesional llenándolo de sanciones arbitrarias y sin fundamento alguno, sino que también buscaron desgastar su salud física y mental, con el solo fin de que se fuera de las filas de la institución, y dejar así a mí y a mis hijos sin el sustento diario.

Tal es así que el jefe del escuadrón 63 Zárate Brazo Largo Comandante Principal Guillermo Alfredo López lesiono su dignidad y honra con burlas, malos tratos, hostigamiento psicológico y comparaciones innecesarias con otro oficial de menor rango, donde también le exigió que pidiera la baja en menos de 48 horas, por considerarlo a su juicio un gendarme problemático.

Mi marido decidió poner en conocimiento a los superiores de López, entrevistándose con el Comandante Principal Reynoso en Campo de Mayo, para que se diera un corte a todo esto, pero este señor le contestó que él no podía hacer absolutamente nada aconsejándole también que si seguía con esa queja ya sabría lo que pasaría. Decidió denunciar ante el Ministerio de Seguridad de la Nación, quienes tampoco hicieron nada, derivando la denuncia a Gendarmería, ¿qué imparcial no?, él estaba denunciando jefes y la denuncia cayó en manos de otros jefes, conclusión: “desestimada en forma casi inmediata”, sin investigarse nada ni tenerse en cuenta las pruebas aportadas.

Hoy mi marido se encuentra en disponibilidad ya que la fuerza ha decidido separarlo de sus filas, por tener muchas sanciones y partes de enfermo, pero por lo visto nunca tuvieron en cuenta los escritos que presento mi marido reclamando las sanciones que fueron arbitrarias e impuestas cuando él se encontraba bajo tratamiento psiquiátrico e indefenso y que los partes de enfermo son todos producto de la presión psicológica ejercida por algunos señores jefes.

Así de fácil se lo separa de la fuerza a un hombre enfermo por culpa de otros, y por denunciar las cosas que no son correctas y están mal, así de fácil dejan sin el sustento a una familia numerosa con menores de edad que no entenderán por qué pasaron de estar bien a quedarse sin nada. Señor Jefe máximo de Gendarmería comandante general Otero, revea la situación de mi marido y autorice la audiencia que el solicito por tercera vez consecutiva para entrevistarse con usted y hasta la fecha no ha habido respuesta.

¿Será que los que están en el medio no permiten que llegue a su conocimiento todo esto?.

Fuente: Impacto Local 

 


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios