Estudiantes argentinos, diseñaron un buque ecológico y obtuvieron un importante premio internacional

Difunde en las redes

Argentine students, designed an ecological vessel and won an important international award.

Cinco alumnos de la Universidad Tecnológica Nacional de Buenos Aires triunfaron en el concurso internacional “Dr. James Lisnyk” tras presentar un proyecto que reduce hasta un 20% las emisiones de dioxido de cárbono.

Un grupo de alumnos de Ingeniería Naval de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de Buenos Aires ganaron el concurso internacional “Dr. James Lisnyk”, organizado por la Sociedad de Arquitectos Navales e Ingenieros Marinos (SNAME, por su sigla en inglés), por un proyecto de construcción de un buque logístico sustentable para la navegación antártica.

La propulsión a gas natural licuado (LNG), combustible que utiliza el barco, fue uno de los puntos más destacados a la hora de evaluar el proyecto de los alumnos Esteban Escudero, Ian Carlos Alvarenga, Juan Cruz Tauterys, María Junco, Maximiliano Mavica. El equipo estuvo coordinado por el ingeniero Agustín Ibarra.

El trabajo se destacó por las importantes ventajas ambientales que ostenta frente a una embarcación convencional: reduce hasta un 20% las emisiones atmosféricas de CO2 -principales causantes del cambio climático- y en más de un 90% el óxido de azufre y material particulado.

El proyecto contempla varias medidas que favorecen al medio ambienteEl proyecto contempla varias medidas que favorecen al medio ambiente,

En la actualidad, a los argentinos que viven en la Antártida se los provee de insumos -únicamente- mediante el rompehielos ARA Almirante Irízar, el cual pertenece a la Armada Argentina desde 1978. El buque se incendió en 2007, con 241 tripulantes a bordo, y volvió a zarpar diez años después tras una ardua reparación.

El buque posee 132 metros de eslora, 22 metros de manga, 12 metros de puntual y 7,7 metros de calado. Además tiene la capacidad de navegar por aguas polares, transportando carga, personal y provisiones para las campañas antárticas.

“La propulsión es a través de gas natural licuado, con lo cual genera menos contaminación y eso es clave para navegar un área protegida como la Antártida”, afirmó Ibarra.

El ARA Almirante Irízar (Adrián Escandar)

El ARA Almirante Irízar (Adrián Escandar)

Lozano, miembro del proyecto ganador, agregó: “Es una satisfacción muy grande, no sólo para los que participaron sino también para el propio Departamento y el renombre que le genera esto a la Facultad”.

El SNAME es un ente internacional que agrupa a estudiantes, graduados y profesionales vinculados con la Ingeniería Naval.Las ediciones de 2017 y 2018 del concurso también fueron ganadas por alumnos de la UTNBA, que se impusieron a equipos de universidades de todo el mundo.

Los estudiantes de la UTN ganaron el premio por tercer año consecutivo. El 1º de noviembre, en la ciudad de Tacoma, Washington, Estados Unidos, se llevará a cabo la SNAME Maritime Convention, evento en el que se les entregará el premio a los alumnos argentinos.

 


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios