El PJ apeló la sentencia que anuló la elección tucumana-Nova

Difunde en las redes

Elecciones 2015.Presentó un recurso ante la Cámara Contencioso Administrativa que terminará en la Corte provincial. El gobernador aseguró que no hay tiempo para votar otra vez el 25 de octubre.

La apelación se descontaba: el kirchnerismo interpuso un recurso de casación en la Cámara en lo Contencioso Administrativo que declaró la nulidad de las elecciones a gobernador y el resto de las categorías en esta provincia, para intentar revertir el fallo en la Corte Suprema de Tucumán. Y el combo de la reacción incluyó declaraciones virulentas contra la resolución, presión a los camaristas, la negativa tajante a un nuevo llamado a elecciones (“Es imposible”, descartó José Alperovich), la agitación de un eventual escenario de intervención federal y una protesta en la plaza Hipólito Yrigoyen, frente al Palacio de Tribunales.

Norberto Salvador Ruiz y Ebe López Piossek, los integrantes de la Sala I que convalidaron la presentación del radical José Cano y sus denuncias de maniobras fraudulentas en la elección del 23 de agosto, elevarán el caso a la Corte Suprema provincial si consideran admisible el recurso. Si no, el peronismo irá en queja a la Corte, por lo que de cualquier modo la disputa ya se trasladó al máximo Tribunal de Tucumán. La mayoría de sus miembros fueron designados por Alperovich, aunque el escenario tampoco se presentará sencillo para el oficialismo: los opositores ya adelantaron que plantearán recusaciones si algunos de los integrantes no se excusan, lo que será motivo de un nuevo enfrentamiento

“Es imposible llamar a nuevas elecciones en 40 días. El fallo es de imposible cumplimiento, quedaría acéfala la provincia”, descartó Alperovich en referencia a la fecha (29 de octubre) en la que tendrá que dejar el poder, en una conferencia de prensa que dio al mediodía en la Casa de Gobierno junto con su mujer, Beatriz Rojkés, y el candidato a vicegobernador Osvaldo Jaldo. En ese momento Juan Manzur viajaba a Buenos Aires para analizar la estrategia con Carlos Zannini y el ministro de Justicia, Julio Alak, según el propio Alperovich. En el aeropuerto de esta ciudad Manzur recibió insultos y varios le cantaron “Que se vaya” durante unos minutos. El momento crítico del oficialismo generó grietas en la relación del actual gobernador y su vice: Manzur ya le blanqueó a Alperovich que en caso de asumir renovará todo el gabinete, contó un dirigente kirchnerista a Clarín, como respuesta a la pérdida de legitimidad que tendría y que le adjudicaría en parte al mandatario.

Es un atentado a la democracia. No pueden dos jueces parar la voluntad popular con una gran mentira que han creado Cano y Amaya”, cuestionó Alperovich a la fórmula opositora y a los camaristas. Marcelo Caponio, apoderado del kirchnerismo, aseguró que “la provincia debe ser intervenida” si la Corte “no toma una decisión sabia” y advirtió que el oficialismo presentará denuncias penales o pedidos de juicio político contra Ruiz y López Piossek: “Vamos a ir hasta las últimas consecuencias”. La agitación de la intervención federal por parte del oficialismo -también comenzaron a contemplarlo en Buenos Aires, cuando hasta ayer lo descartaban- se interpretó como una presión a la Justicia tucumana, en tanto abarcaría a los tres poderes de la provincia.

En los fundamentos del fallo, los camaristas consideraron acreditadas “de manera fehaciente” las prácticas clientelares que “conspiran contra la expresión de libre voluntad que constituye un presupuesto indispensable del ejercicio del sufragio”, hechos de violencia -con urnas quemadas y robadas-, adulteración de planillas, tentativas de cambios de domicilio y la pérdida de información de los archivos fílmicos del lugar en el que se guardaron las urnas, entre otras irregularidades. “El conjunto de elementos hasta aquí reseñados, su entidad, gravedad y trascendencia pública colocan al Tribunal, irremediablemente, ante la ineludible obligación de invalidar la totalidad del proceso”, sostuvo el escrito.

El peronismo entró en estado de ebullición apenas conocida la resolución de la Cámara. Dirigentes, militantes y punteros se concentraron anteanoche en la sede del partido, donde ya de madrugada llegaron Manzur y Jaldo provenientes de la casa de Alperovich. Un grupo se mostró decidido a salir para la Plaza Independencia, ocupada por los tractores de los productores y las carpas del Partido Obrero y el radicalismo. Manzur los frenó y a las pasadas las dos partieron hacia la plaza Hipólito Yrigoyen, frente a los Tribunales, para pasar la noche. También varias carpas quedaron montadas allí y al mediodía desplegaron consignas amenazantes en banderas y pintadas en el frente del Palacio: “Muerte a los traidores”, “Ojo con traicionar al pueblo” y otras como “Nuestro voto vale”. Hasta a la estatua de Yrigoyen le colgaron un cartel del cuello: “No al golpe”.

{fcomment}


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios