EE.UU.: Aníbal Fernández le recomendó a Scioli no meterse con los narcos-Nova

Difunde en las redes

La visión norteamericana sobre la posición del candidato en la lucha antidroga

Así lo registró un cable de la embajada estadounidense en la campaña de 2007. Dudas sobre vínculos mafiosos.

En el 2007, el entonces ministro de Justicia, Aníbal Fernández, recomendó al candidato a gobernador bonaerense Daniel Scioli no hacer eje en su campaña con la lucha contra el narcotráfico. Los motivos eran que los narcotraficantes “están bien organizados” y tienen la capacidad de “enmarcar” a los políticos. El discurso del candidato debía referirse en general los esfuerzos del gobierno en la lucha contra el narcotráfico. Aníbal argumentó que el entonces vicepresidente “no debía asumir el riesgo porque los crímenes de los narcos jamás se resuelven”.

Las recomendaciones están contenidas en un cable de la embajada de EE.UU. de Buenos Aires y que filtró WikiLeaks (Ver facsímil). El cable contiene un detallado perfil político y judicial del hoy candidato a gobernador bonaerense redactado en el 2009 porque había sido nombrado jefe de Gabinete en reemplazo de Sergio Massa.

Pese al discurso antinorteamericano de Cristina Kirchner, Aníbal es considerado “el ministro más accesible” para la embajada de EE.UU. (Ver “Perfil…”) y el segundo de más influencia sobre la presidenta, después del secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini. Tiene la capacidad de “moderar el temperamento” de Néstor y Cristina, agrega. Incluso fue el primero en avisar que la denuncia por la valija del venezolano Antonini Wilson con 800 mil dólares iba a terminar siendo “agua bajo el puente” y no una crisis de gobierno.

El cable norteamericano destaca los rumores sobre corrupción y vínculos de Aníbal con narcos pero dice que, en ese momento, no había “evidencia dura” para sostenerlos.

En agosto pasado, el condenado por el Triple Crimen de la efedrina, Martín Lanatta, acusó ante la Justicia a Fernández de supuestos vínculos con narcos mexicanos y afirmó que él era el funcionario conocido como “La Morsa” que facilitó las importaciones de ese precursor químico.

El informe retrata la personalidad del funcionario y destaca que en el 2007 tomó el control centralizado de las fuerzas de seguridad federales y advierte que su forma de conducción personalidad “retrasa” los planes de cooperación con EE.UU. en la lucha antidrogas. Señala que sostiene que el narcotráfico no es un problema para la Argentina porque se trata de solo un país de tránsito de drogas hacia Europea. Bajo el subtítulo “¿Vínculos con narcotraficantes?”, se comenta que personal de la DEA escuchó de funcionarios de la secretaria de lucha contra el narcotráfico (SEDRONAR) que Aníbal F. estaba vinculado con el caso de dos oficiales de la Policía Federal que contrabandearon droga desde Salta pero aclara que “nosotros no tenemos información que corroboren esas denuncias”. El SEDRONAR era manejado por José Granero, quien hoy está procesado por no controlar el ingreso de efedrina y era un enemigo de Aníbal. Luego destaca que habría dirigido un equipo de inteligencia formado por dos ex agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Es el equipo que denunció el ex director de la SIDE, Antonio Stiuso, en el 2007 ante la jueza federal de San Isidro y ex mujer del fiscal Alberto Nisman, Sandra Arroyo Salgado. En cuanto a su forma de relacionarse con la Embajada, se puntualiza que llamativamente nunca llevaba a sus asesores a las reuniones.

{fcomment}


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios