mié. Nov 20th, 2019

Detuvieron a Ibar Pérez Corradi en Paraguay-Nova

Difunde en las redes

El tráfico ilegal de drogas.

 

 

El autor intelectual del Triple Crimen de la efedrina estaba prófugo desde 2012. El miércoles habían allanado la casa de su ex mujer en Malvinas Argentinas.

 

Ibar Pérez Corradi, condenado por la justicia como autor intelectual del crimen de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina en 2008 y prófugo desde 2012, fue detenido hoy en Paraguay.

Involucrado en el tráfico ilegal de efedrina, y vinculado por varios testigos a la supuesta trama de negocios y relaciones del ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández, Pérez Corradi venía siendo buscado intensamente en los últimos meses, y su abogado dijo en varias oportunidades que su entrega era inminente.

 

El seguimiento se habría intensificado en la última semana, y según pudo saber Nova esta mañana la delegación en Paraguay de la división de Contrainteligencia de la Agencia Federal de Inteligencia -la 85, en la jerga de los espías- habría concretado la detención del narcotraficante. Sin embargo, ninguna fuente oficial confirmó hasta ahora la noticia de la detención. Este diario intentó hacerlo con funcionarios judiciales y políticos de la Nación y la Provincia de Buenos Aires.

 

El miércoles, en un operativo de la policía bonaerense, había sido allanada la casa de la ex esposa de Pérez Corradi en el partido de Malvinas Argentinas. Aunque secuestraron dos camionetas y una de ellas estaba a nombre del prófugo, a él no lo hallaron. El mismo día, uno de sus abogados, Carlos Broitman, advirtió que su defendido podría entregarse, y que si lo hiciera “podría involucrar a políticos y personajes de la Argentina”.

 

Pérez Corradi es una pieza clave del entramado de conexiones que une el tráfico ilegal de efedrina con el Triple Crimen de General Rodríguez, dos causas que desde hoy están en manos de la misma jueza: María Servini de Cubría.

El supuesto narcotraficante también es señalado como uno de los eslabones entre los detenidos como autores materiales de aquellos asesinatos -los hermanos Martín y Cristian Lanatta, Víctor y Marcelo Schillaci- y ex funcionarios públicos como Aníbal Fernández.

 

La supuesta búsqueda frustrada de Pérez Corradi también abonó las hipótesis de una posible protección desde lo más alto del poder político. De hecho, al menos desde mediados del año pasado el fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone venía señalando que el prófugo se encontraba en Paraguay, pero supuestas desinteligencias entre la policía federal, la AFI y la Gendarmería habrían frustado su detención por lo menos dos veces.

{fcomment}


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios