Liberaron a un suboficial y procesaron a otro policía-Nova

Difunde en las redes

Avanzan las investigaciones del caso López, quien denunció abuso de autoridad por parte de la policía.

A raíz de la denuncia de Jorge López, en la que manifestó que el pasado lunes 25 de mayo fue golpeado y torturado por policías pertenecientes a la Jefatura Departamental Uruguay, continúan las investigaciones de la causa, tratando de esclarecer la culpabilidad de los dos oficiales y cinco suboficiales involucrados, que actualmente cumplen con prisión domiciliaria. En este sentido, como novedad, la Fiscalía dispuso que se liberara a uno de los suboficiales acusados de tortura, debido a que lo desvincularon por completo del hecho; pero al mismo tiempo la Magistratura dispuso la detención de otro de los uniformados, que pertenece a la Sección Motorizada de la fuerza.  Se trata del comisario principal Eloy Fernández, quien en el momento de los incidentes producidos, era jefe de la División Operaciones; y quedó vinculado a la causa a raíz de la denuncia; según confirmaron los abogados defensores de los policías, Félix Pérez y Sebastián Arrechea. Asimismo, este último añadió que se trabajará en la pronta presentación de una nueva solicitud de liberación de otro de los involucrados. Cabe recordar que la investigación de los hechos es encabezada por la fiscal Melisa Ríos y el denunciante tiene designado como abogado querellante al doctor Adrián Cabrera.

Sobre el hecho

Según la versión oficial un móvil y los funcionarios se dispusieron a identificar a dos jóvenes, y algunos hombres atacaron el vehículo. En apoyo llegaron otros móviles policiales, siendo arrojado al piso uno de los funcionarios que sufrió un fuerte golpe, en tanto otros policías recibieron golpes de puño y pedradas resultando lesionados. Pese a la resistencia, tres sujetos fueron detenidos por “Resistencia a la autoridad, daños a bienes del Estado y lesiones a funcionarios”. Carlos López se acercó a La Calle a los efectos de dar su versión de  cómo  sucedieron los hechos en los que sus hermanos resultaron con lesiones y  uno debió ser hospitalizado.  “En eso viene un patrullero siguiendo a dos jovencitas;  cuando mi hermano ve lo que ocurre, se pone a filmar el accionar policial. Uno de los policías que atrapa a las chicas le dice “Filmá, hermano” a lo que él le responde: “Si, está todo bien. Te filmo, hacé bien tu trabajo y así va a salir”. Los policías ingresan a la vivienda, los sacan a golpes y los llevan detenidos”.
Fuente :La Calle
{fcomment}

Difunde en las redes

Comentarios

comentarios