La banca del Senado que perdió el Frente de Todos en Entre Ríos agita las aguas de la interna

Difunde en las redes

The Senate bank that lost the Front of All in Entre Ríos agitates the waters of the internal.

El escrutinio definitivo confirmó la victoria de Juntos por el Cambio en Entre Ríos, que dio vuelta los resultados de las PASO, en las que el Frente de Todos se había impuesto por más de 70 mil votos. De este modo, el escrutinio tiró por la borda la confianza del oficialismo provincial, que anhelaba ganar las dos bancas del Senado por la mayoría que estaban en juego.

El 27 de octubre, los entrerrianos, además de la presidencia de la Nación, eligieron a tres senadores como parte de la renovación de un tercio de la Cámara alta. En este sentido, el Frente de Todos dirimió que el secretario de Gobierno de Bordet, Edgardo Kueider, encabezara la fórmula y fuera acompañado por una joven del riñón de Cristina Kirchner, Stefanía Cora, concejala en Paraná.

Tensión interna.

Los resultados de los comicios abrieron un conflicto entre Bordet y la conducción del Frente de Todos. Es que uno de los objetivos del Frente de Todos en estas elecciones era sumar la mayor cantidad de bancas en el Senado, que será presidido por Cristina Kirchner, y donde pretendía estar rodeada de legisladores fieles a su conducción. El sorpresivo resultado en Entre Ríos puso una mancha en ese plan.

Los reproches apuntan a la falta de movilización de parte de la conducción política del peronismo. Pero también al armado de las listas de candidatos, aunque nadie está planteando que se hubieran promovido cortes organizados para expresar malestar con las listas.

“Los entrerrianos nos seguirán encontrando trabajando por su futuro, dialogando con todos los sectores, como lo hemos hecho hasta ahora. Porque los problemas de la gente no tienen banderías políticas”, concluyeron.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios