mié. Nov 13th, 2019

Irregularidades en el contrato de Urribarri con un directivo de FPT-Nova

Difunde en las redes

Polémicas entrerrianas. El balneario que montó el gobernador en Mar del Plata.La firma que recibió la concesión del parador por 14,5 millones de pesos no cumplía con todos los requisitos.

El gobernador entrerriano, Sergio Urribarri, inauguró en enero pasado un parador en Mar del Plata, tarea que encomendó a la firma El juego en que andamos SRL, cuyo socio gerente es Gerardo Caruso, director artístico y de contenidos del programa Fútbol Para Todos.

La firma cobró 14,5 millones de pesos y fue inscripta en el Registro de Proveedores del Estado el 29 de diciembre de 2014, el mismo día en el que se resolvió su contratación mediante el decreto 5.120/14 MTUR (Ministerio de Turismo), firmado por Urribarri y el ministro del área, Hugo Marsó.

“El Registro de Proveedores de la provincia informa que la firma referenciada se encuentra inscripta bajo Resolución Nº 95, de fecha 29 de diciembre de 2014, habiéndosele otorgado el legajo Nº 4.912”, indicó el titular de la Unidad Central de Contrataciones, Eugenio Argüelles, en respuesta a un pedido de acceso a la información pública formulado por un abogado.

La contratación se dispuso en apenas 17 días, ya que la convocatoria a la Licitación Pública 69/14 se efectuó el 12 de diciembre del año pasado. 

En el camino, la empresa de Caruso se quedó sin rival. La propuesta presentada por la otra oferente, Castromil SRL, fue desestimada porque la firma no estaba inscripta en el Registro de Proveedores del Estado, según consta en el decreto 5.120/14 MTUR, que recién fue publicado el 25 de junio pasado en el Boletín Oficial.

Pero a la celeridad en la contratación de El juego en que andamos SRL se sumó otro detalle: la Ley de Contabilidad de la provincia establece, en su artículo 14º inciso b) que “los oferentes (de una licitación) deberán acreditar su inscripción en el Registro de Proveedores del Estado dentro de los diez (10) días posteriores a la apertura del acto”.

Si bien la empresa de Caruso no cumplió ese requisito, el Gobierno entrerriano justificó el contrato con el párrafo siguiente, que dice: “La falta de cumplimiento de tal requisito producirá la caducidad de la propuesta, salvo que expresa y fundadamente el Pliego de Condiciones Particulares o el acto administrativo que disponga la contratación lo excluya en razón del objeto de la misma”.

Firmado el decreto, quedó allanado el camino. Y fue así que el 3 de enero Urribarri inauguró el parador en el balneario La Perla, por el que pasaron numerosos artistas. Allí se implantaron ejemplares de palmeras yatay, las que distinguen al Parque Nacional El Palmar, y se colocaron inflables con los colores celeste y blanco, destacándose unas fotografías enormes acompañadas por la leyenda “Gobernación Urribarri”.

Era la imagen que el mandatario entrerriano usaba en el marco de su frustrada precandidatura presidencial del Frente para la Victoria. Caruso es socio gerente de El juego en que andamos SRL y tiene contrato con la Jefatura de Gabinete de la Nación hasta el 31 de diciembre próximo, según consta en el Registro Central de Personas Contratadas, a cargo de la Subsecretaría de Empleo Público.

Ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), la actividad declarada por Gerardo Caruso es la de “promoción y producción de espectáculos deportivos”. Y su empresa, El juego en que andamos SRL, fue formada el año pasado con un capital social de 60.000 pesos, según un aviso publicado el 5 de junio de 2014 en el Boletín Oficial de la Nación.

{fcomment}


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios