Entre Ríos se consolida como una provincia cada vez más sustentable

Difunde en las redes

Entre Ríos is consolidated as an increasingly sustainable province.

A través de un proceso de ordenamiento ambiental de la producción primaria e industrial; de resolver la problemática de los basurales a cielo abierto mediante la construcción de rellenos sanitarios; Entre Ríos se consolida como una provincia cada vez más sustentable.

Esta consolidación también se basa en fortalecer el Área de Reservas Naturales Protegidas y aportando la mirada ambiental en mesas de gestión intersectoriales.

El fortalecimiento a los cuerpos de bomberos voluntarios de la provincia, el trabajo articulado con más de 40 municipios y juntas de gobierno entrerrianos, líneas de financiamiento para iniciativas y mejoras ambientales, una estrategia provincial de adaptación al cambio climático, capacitaciones y asesoramiento técnico continuo son otros de los ejes principales de la gestión ambiental entrerriana.

“Entre Ríos es una provincia que tiene un ecosistema muy diverso, ha sido bendecida por la naturaleza y es nuestro deber cuidar los recursos naturales, trabajar sostenidamente desde el lugar de las responsabilidades que nos tocan, teniendo en cuenta que las acciones que emprendamos ahora van a tener impacto sobre las generaciones futuras”, afirmó el gobernador Gustavo Bordet.

Y agregó: “Debemos ser responsables por ello en todos los niveles, de gobierno, de la sociedad civil, de producción, por lo que tenemos que articular un trabajo conjunto y encontrar los puntos de equilibrio necesarios para poder avanzar en un ambiente sostenible en el tiempo. Entre Ríos está situada sobre el Acuífero Guaraní, que es uno de los más importantes del mundo, y no tengo ninguna duda de que el agua dulce va a ser el bien más preciado en las décadas por venir”, subrayó.

Ordenamiento de la producción.
El organismo lleva adelante un proceso continuo de ordenamiento ambiental de la producción primaria e industrial, avanzando en el acompañamiento técnico a las empresas, formalizando planes de trabajo, con el fin de asegurar el desarrollo productivo y la preservación de nuestros recursos naturales.

Durante 2018 y lo que va de 2019 se otorgaron 673 certificados de radicación, funcionamiento y aptitud ambiental, es decir un 62 por ciento más que en igual período previo.

Los números que más aportan al incremento mencionado son los correspondientes al sector avícola, representando un 75 por ciento del total de certificaciones emitidas.

Contar con esa certificación implica, según la actividad, en algunos casos exportar, en otros incrementar la producción e incluso hacerlo con el menor impacto sobre el ambiente.

El secretario de Ambiente, Martín Barbieri destacó que “en estos 14 meses de gestión al frente del organismo hemos logrado un importante crecimiento en la emisión de certificados, producto del trabajo mancomunado entre el sector público y privado”. Y añadió que “si bien queda mucho trabajo por delante, sin dudas, estamos en el camino correcto hacia el ordenamiento ambiental del sector primario e industrial”.

Según el plan de trabajo acordado con cada empresa o industria, la provincia realiza un monitoreo según los plazos estipulados en las resoluciones y se realizan las visitas programadas. De esa forma se acompaña desde el Estado provincial el plan que la Secretaría de Ambiente ha iniciado.

En lo que respecta al sector avícola, Barbieri expresó: “Es una señal clara hacia el sector de que estamos trabajando en conjunto para agilizar el proceso de certificación en materia ambiental que, en muchos casos, es indispensable para exportar pollos entrerrianos”.

El funcionario destacó que “la avicultura es hoy una de las cadenas productivas más desarrolladas que tiene la provincia, hay más de 3000 granjas, y resulta imprescindible ordenar los trámites ambientales para completar el proceso”.

Adaptación al cambio climático.
Entre Ríos forma parte del Proyecto Binacional de Adaptación al Cambio Climático en ciudades y ecosistema vulnerables costeros del río Uruguay, que se desarrolla en Argentina y Uruguay, y busca atender los efectos del cambio climático mediante planificación territorial, gestión de riesgo y alerta temprana, reducción de vulnerabilidad social y protección de ecosistemas. En ese marco, la provincia accedió a un aporte no reembolsable de 6 millones de dólares para concretar obras y actividades en Concordia, Colón y Concepción del Uruguay. El proyecto prevé el mismo monto para el vecino país con igual objetivo.

En ese sentido, el organismo entrerriano trabajó junto con vecinos y municipios de las localidades mencionadas en la definición de líneas de acción y obras que se requieren en cada lugar, de acuerdo a sus características y necesidades. Las jornadas de trabajo se realizaron siempre con el acompañamiento de la Subsecretaría de Cambio Climático de la Nación, de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y de la consultora encargada de conducir la etapa de elaboración del proyecto final que se presentará para su aprobación ante el Fondo de Adaptación al Cambio Climático, que otorga el financiamiento.

Gestión integral de los residuos sólidos urbanos.
En el marco del plan provincial de Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos (Girsu), Entre Ríos impulsa la construcción de cuatro rellenos sanitarios por regiones con la intención de resolver la problemática de los basurales a cielo abierto en los próximos 30 años. Para ello se trabajó en forma articulada con la Unidad Ejecutora Especial Temporaria de Residuos, de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

La inversión total supera los 788 millones de pesos y la población beneficiada son 580 mil entrerrianos.

Se construirá un relleno en Paraná que será administrado en forma conjunta por los municipios de Oro Verde, San Benito, Colonia Avellaneda y Paraná. Otro en Concordia gestionado por los municipios de Concordia, Colonia Ayuí, La Criolla, Estancia Grande, Los Charrúas, Puerto Yegua y Colonia Roca; otro en Colón, administrado por Colón, San José, Ubajay y Villa Elisa; y el cuarto en Santa Elena: administrado por los municipios de Santa Elena, La Paz, Bovril, Villa Hernandarias, Piedras Blancas, Hasenkamp, San Gustavo, Sauce de Luna, Federal, Alcaraz y Conscripto Bernardi.

Las obras serán construidas con financiamiento que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) otorga al gobierno nacional pero es la provincia quien toma el crédito y debe devolver los fondos previstos.

Plan de Manejo del Fuego.
A través del Plan de Manejo del Fuego, de la Secretaría de Ambiente, el gobierno entrerriano destinó más de 3,8 millones de pesos a 43 asociaciones de bomberos voluntarios para gastos operativos y además adquirió vehículos y equipamiento para los cuarteles por 13,8 millones de pesos.

Dichos fondos son remitidos trimestralmente a los cuarteles de bomberos que cumplimentan con las normas administrativas y procedimientos vigentes para su recepción. Están destinados a costear parte de los gastos operativos que tienen los cuarteles en cada ciudad.

El secretario de Ambiente, Martín Barbieri, sostuvo que “de esta manera concretamos otro de los objetivos que nos trazamos al inicio de la gestión, y que nos ha encomendado el gobernador Gustavo Bordet, el de fortalecer el trabajo de nuestros bomberos voluntarios”.

También valoró el “permanente acompañamiento de los bomberos en situaciones de emergencia”.

Además, desde la Secretaría de Ambiente se adquirieron camionetas 4×4 y 4×2, 0 kilómetro, que fueron destinadas también a las asociaciones de bomberos. La inversión total asciende a 11.301.911 pesos.

Indicó que el criterio de distribución de las camionetas fue en función de las demandas de las asociaciones de bomberos. “Nos basamos en tres ejes: los puntos de calor (focos de incendios) distribuidos en la provincia, los cuarteles que tiene menor dotación de equipamiento de ataque y los que recibieron en la anterior entrega de vehículos realizado por la provincia. Es decir que se priorizaron los cuarteles que mayor foco de incendios estadísticamente tienen al año, la extensión de ejido a cubrir y el equipamiento con el que cuentan”, precisó el funcionario.

Asimismo, está próxima a culminarse la licitación para la compra de equipos de ataque rápido para colocar en las camionetas por alrededor de 1,1 millones de pesos, y de borceguíes y guantes, por 1,4 millones, para ser distribuidos entre las asociaciones de bomberos voluntarios.

Líneas de financiamiento.
Entre Ríos cuenta con diferentes líneas de financiamiento destinadas a mejoras ambientales en los sectores industrial y primario; a ong’s entrerrianas para desarrollar proyectos ambientales; y Aportes No Reembolsables (ANR) destinados a fomentar, visibilizar y fortalecer buenas prácticas ambientales.

A partir del convenio firmado entre el gobernador Gustavo Bordet y el titular del Consejo Federal de Inversiones (CFI), Juan José Ciácera, se puso a disposición de los sectores industrial y primario, líneas de crédito destinadas a inversiones en tecnología de tratamiento de residuos y efluentes. Hasta 1 millón de pesos para la producción primaria; y hasta 2,5 millones de pesos para el sector industrial. En el caso de Pymes, se financiará el 70 % de la inversión a realizar.

La provincia, a través de la Secretaría de Ambiente, aporta los recursos necesarios con el objeto de subsidiar en dos puntos porcentuales la tasa de interés variable que aplica el CFI para su Línea de Créditos para la Reactivación Productiva, en todo proyecto destinado a la inversión en tecnologías de tratamiento de residuos y efluentes.

De esta manera, Entre Ríos es la primera provincia en contar con una herramienta financiera con fines ambientales, lo cual planta un mojón en lo que refiere a producción sustentable.

Por otra parte, ONG’s entrerrianas accedieron a financiamiento por un total de 82.763 dólares para desarrollar sus proyectos ambientales en la provincia, en el marco de la convocatoria que realizó el Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) de Argentina, que apoya técnica y financieramente pequeñas iniciativas comunitarias con impacto en los problemas ambientales globales mediante donaciones de pequeña escala.

En la provincia la convocatoria fue realizada por la Secretaría de Ambiente a través de reuniones informativas y talleres dirigidas a las ONG’s interesadas.

Los proyectos ganadores de Entre Ríos fueron presentados por la Asociación Civil Gasetí Gazún vinculado a una escuela sustentable; la asociación civil del Prado denominado El sol sobre el prado; y por la asociación Educacionista La Fraternidad vinculado a valorización del humedal de la Isla del Puerto de Concepción del Uruguay.

La financiación para dichos proyectos proviene del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) de la ONU, es implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y administrado por la Oficina de Proyectos de las Naciones Unidas (UNOPS).

A su vez, la cartera ambiental provincial dispone de Aportes No Reembolsables (ANR) destinados a fomentar, visibilizar y fortalecer buenas prácticas ambientales.

Áreas naturales protegidas.
Entre Ríos cuenta con dos sitios Ramsar de protección internacional: el Palmar Yatay, de 21.450 hectáreas ubicadas en el departamento Colón; y el Delta del Paraná, de 240.000 hectáreas que incluyen los territorios de dos Parques Nacionales (el Predelta de Diamante e Islas de Santa Fe, en la vecina provincia). Este último es el primer sitio interjurisdiccional ya que es administrado por las provincias de Entre Ríos y Santa Fe y la Administración de Parques Nacionales.

El organismos ambiental provincial apuesta a una gestión intersectorial del patrimonio natural, que permita a las especies autóctonas de la provincia tener un espacio donde vivir y asegurar su supervivencia, aparte de constituir espacios desde donde sensibilizar, capacitar y concientizar acerca de la importancia de la preservación.

En ese sentido, en la provincia se sancionó la Ley Nº 10.479 de Áreas Naturales Protegidas, por la cual dicha área, que estaba bajo la órbita de la Secretaría de Producción, pasa a la Secretaría de Ambiente. El proyecto de reglamentación de la norma fue elaborado por el organismo ambiental y está en los pasos previos a la firma del gobernador de la provincia. Dicho decreto permitirá comenzar a funcionar correctamente con la creación del área respectiva y, por ende, mejorar el trabajo de valorización de las áreas naturales protegidas.

Programa Arbolando mi lugar.
Se entregaron más de 300.000 árboles de especies autóctonas, en el marco del programa Arbolando mi lugar, una iniciativa de la Secretaría de Ambiente que consiste en promover la forestación a través de la entrega de árboles autóctonos de nuestra región a los municipios e instituciones que adhirieron al programa. Las especies entregadas son jacarandá, lapacho e ibirá pitá, entre otros.

Esto aporta una solución a muchos municipios para reforzar sus planes de arbolado, aparte de contribuir al ahorro de energía al disminuir hasta un 4°c la temperatura según han demostrado reportes recientes.

Trabajo articulado.
A través del Consejo Provincial de Ambiente (Coproam) se trabaja articuladamente con los más de 40 municipios y juntas de gobierno. El Coproam reúne a los responsables de las áreas ambientales de todos los municipios entrerrianos para abordar temas vinculados a la normativa ambiental vigente, la gestión de los residuos, control y fiscalización; y capacitaciones, entre otros.

Celeridad y ejecutividad.
Se inició hace más de un año atrás un proceso de digitalización y simplificación de los procedimientos administrativos con el objetivo de dar agilidad y ejecutividad a los trámites internos y externos efectuados desde el organismo.

Capacitación y asistencia técnica.

El organismo además brinda capacitaciones permanentes sobre diversos temas en distintos puntos de la provincia como así también asistencia técnica a municipios, juntas de gobierno, empresas e industrias que muestran interés en realizar una actividad sustentable y con el menor impacto sobre el ambiente.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios