Entre Ríos: millonario robo de combustible en Vialidad

Difunde en las redes

Entre Ríos: millionaire stolen fuel in Roads.

La maniobra de sustracción que se estima en 100 millones de pesos se produciría a través del sistema “YPF Ruta” e  involucra a estaciones de servicios de Paraná, personal y funcionarios del organismo.

Para evitar las constantes irregularidades que se cometían con la adquisición de combustible, hace más de un año se  implementó en la Dirección Provincial de Vialidad el sistema denominado “YPF Ruta”.

Un acuerdo con la empresa de estipendio de combustible mediante el cual la misma provee a los chóferes del organismo de una tarjeta con la cual se puede cargar combustible mensualmente, al finalizar el mes, la empresa envía la factura al organismo y este la abona.

Ocurría que en la repartición los gastos con naftas aparecían excesivos, comenzando a levantar sospechas de irregularidades, con dos variables, o se hacía pasar combustible como adquirido o bien se lo adquirida para beneficio propio.

Ante estas graves sospechas de corrupción en el organismo, nace el sistema “YPF Ruta”.

Un sistema pensado para evitar u obstaculizar la sustracción o de dinero o del propio combustible, pero parece que le encontraron la vuelta para seguir robando.

La corrupción estructural existente, tan arraigada en la repartición de los caminos, ya sea por falta de controles, vista gorda o complicidad de los funcionarios sigue ganando todas las batallas.

Este Portal tomó conocimiento de una serie de irregularidades, graves todas, que se están dando con el sistema, el cual, indudablemente, contaría con la complicidad y/o coautoría de una de las empresas que se dedica al estipendio de combustible, la cual se encuentra en una de las salidas de la capital entrerriana.

Más allá de las hipótesis, lo que surge –nuevamente en el organismo. Es la ausencia total de controles respecto de los gastos de nafta o gasoil.

Según supo este medio, la tarjeta para adquirir combustible tiene un tope de 100 mil pesos mensuales, monto que paga la repartición con la presentación de la factura por parte de la empresa.

Parece que uno de los meses ya pasados, llegó al área donde se autorizan los pagos una factura de 102 mil pesos, saltando así las gravísimas irregularidades.

Tanto el control como la autorización del gasto está a cargo del área que conduce la coordinadora contable Guillermina Garro, recientemente designada en el organismo, nombramiento que causó cierto revuelo entre los propios empleados según comentaron estos mismos.

Según comentaron los empleados, parece que Garro pasaba por alto los controles, es más, sostienen que los ticket de combustibles los guardaba en un cajón ni bien se los daban sin ningún tipo de inspección al mismo. Se fijaba el monto, si el mismo no excedía de 100 mil, el ticket quedaba olvidado en el fondo de una gaveta.

Pero llegó uno que excedía el tope permitido, empezando ahí una investigación respecto de los ticket que destapó por completo la olla en Vialidad, poniendo de manifiesto las graves irregularidades.

Entre las constancias aparecía que un mismo vehículo vial había cargado combustible a la mañana, a la siesta, a la tarde y a la noche, en cada oportunidad 50 litros, es decir, en el mismo día un integrante de la flota de automotores del organismo había cargado 200 litros en la misma estación de servicio de Avenida de las Américas.

La incongruencia es manifiesta, un tanque de combustible, en promedio, contiene 50 litros.

No fue la única irregularidad. Entre los vehículos que habían adquirido combustible con la tarjeta aparecían patentes de vehículos que hace varios meses están fuera de circulación en virtud de sus roturas.

Miles y miles de litros, que se traducen en millones de pesos mensuales que se sustraen del organismo de los caminos, desconociéndose a ciencia cierta, al menos por ahora, quienes se han beneficiado millonariamente con estas constantes irregularidades. Es decir, si personal de vialidad y la empresa, o solo el personal.

El dato en Vialidad es que el organismo destina más de 16 millones de pesos mensuales en combustible.

La irregularidad data de más hace un año, cuando se implementó el sistema, hablándose de una cifra monstruosa de millones de pesos de desfalco.

Un verdadero escándalo en el cual ya tomaron intervención los abogados de Vialidad, quienes concurrieron personalmente a la empresa sospechada, de mínima de complicidad, de máxima de coautoría.

Haciendo cálculos, con aquella cifra de los 16 millones mensuales, en un año Vialidad destina casi 200 millones de pesos, de los cuales la mitad  habría ido, no al combustible, sino al bolsillo de empresarios, empleados y funcionarios de Vialidad.

Fuente: El Portal de Ricardo David.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios