Entre Ríos: Agustín, el ÁNGEL de la bicicleta oxidada-Nova

Difunde en las redes

Una historia de vida corta pero profunda y llena de enseñanzas para el ser humano la cuenta Tote Alvarado, de la ciudad de Paraná.

Se llama Agustín, hace un tiempo que viene a la casa de mi viejo, le hace los mandados, le seba mates, en fin…le hace companía. Vino a mostrarme su bicicleta nueva, súper contento. El no veía el óxido, o lo viejita que estaba. Sonriendo me mira y me dice ¿te gusta? Vuela, me dijo. Y ahí me di cuenta que el no veía el óxido, por que ya lo viejo y oxidado era moneda corriente en su vida. El va por la vida viendo todo brilloso con sus ojos, mientras uno trata de quitar el óxido de los suyos, y llegar a ver como la ve. GRACIAS Agustín, por tanta enseñanza.

Fue publicado por Tote Alvarado el 21 de junio, sin embargo al otro día el 22 de junio Alvarado se encontraba pintando la bicicleta de Agustín: Acá estamos con Agustín, eligió el rojo por que es más rápida su bicicleta así. El no sabe escribir, pero les manda saludos a todos ustedes. Y agradezco su buena energía hacia el. Se llama Agustín pero cariñosamente le decimos “el loco bicicleta” ti tiiii (su bocina).

Historias que nos dejan una profunda enseñanza, como la de Agustín, no veía el óxido de su bicicleta, ni lo vieja que és, solamente el muchacho agradecía por tener esa bicicleta.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios