mié. Nov 13th, 2019

Derrota del PJ: reclaman la renuncia de Stratta, Kueider, Casaretto, ministros y funcionarios a sus cargos

Difunde en las redes

Defeat of the PJ: they demand the resignation of Stratta, Kueider, Casaretto, ministers and officials to their positions.

Mientras la ciudadanía se movilizará para reclamar por la tan proclamada y poco practicada transparencia ante la demora de la publicación de los resultados, la militancia pide que ministros, secretarios, subsecretarios y funcionarios renuncien de forma indeclinable, ya que los responsabilizan por la estrepitosa e histórica derrota.

El oficialismo entrerriano fue derrotado en las elecciones nacionales del pasado domingo, por todavía no salió nadie a admitir la derrota ni se dieron a conocer los resultados totales de la provincia.

Aun falta publicar el escrutinio de 46 mesas distribuidas en 11 departamentos de la provincia, que contienen alrededor de 12 mil votos. En Entre Ríos, esa cantidad de sufragios equivale aproximadamente a un punto y medio del porcentaje total.

Aunque el resultado es irreversible para el oficialismo provincial aun sin los cómputos de esas mesas, el hecho de que los mantengan ocultos habla de una irresponsabilidad institucional gravísima y de una total falta de transparencia.

Por otra parte, en el justicialismo provincial la durísima derrota electoral golpeó duramente en una dirigencia que estaba convencida de que el triunfo era suyo.

Sin dudas, el presidente del PJ, Gustavo Bordet, y los altos funcionarios del gobierno provincial, confiaron que con el arrastre de Alberto Fernández y Cristina Kirchner bastaba para ganar la elección, pero el lastre de los candidatos a legisladores locales fue más pesado y hundió a la boleta justicialista.

La derrota no es producto de los méritos que hizo Juntos por el Cambio en la provincia, que no estaba en las mejores condiciones en Paraná, con el intendente Sergio Varisco en pleno juicio penal y un candidato presidencial sumamente debilitado.

El papelón electoral del oficialismo provincial responde al reclamo de la ciudadanía que, así como le dio el respaldo a Bordet en junio, se lo quitó apenas cuatro meses después, harta de las permanentes denuncias por corrupción estructural.

La mala imagen del gobierno provincial entró hace meses en un tobogán por el que cayeron uno a uno los altos funcionarios, entre ellos, algunos de los candidatos a legisladores nacionales, y piden sus renuncias.

Al secretario general de la Gobernación, Edgardo Kueider, primer candidato a senador nacional, está siendo investigado por la Justicia por los supuestos delitos de fraude, peculado, negociaciones incompatibles con la función pública, abuso de autoridad y violación de los deberes del funcionario público, a pesar de que el oficialismo intenta taparlo.

Además de eso, le reclaman que renuncie a su cargo porque, aun teniendo millones a disposición para la comunicación y aunque se autoproclamó jefe de campaña de Bordet para esta elección, fue uno de los responsables de la histórica caída.

Al titular del Instituto Autárquico Provincial de la Vivienda, Marcelo Casaretto, fuertemente cuestionado por sus viajes internacionales de placer en plena campaña, y por las graves irregularidades en el ente que preside, entre ellas las 800 viviendas de la Mutual Modelo. Es por eso que le piden que abandone su cargo.

Además, otros organismos están bajo la mira de la ciudadanía y de la Justicia, como el IAFAS, investigado por la reducción del canon por 60 millones de pesos mensuales al Casino Victoria, o la empresa de energía provincial, ENERSA, por contrataciones a empresas fantasmas y exorbitantes y la indignación que provocan los altísimos sueldos de los miembros del directorio, a quienes el Estado entrerriano les paga, además, el impuesto a las ganancias, y las facturas de luz y gas en sus domicilios particulares.

El ministro de Planificación, Luis Benedetto, responsable de la obra pública en la provincia y de la Dirección Provincial de Vialidad, que se habría gastado el presupuesto anual en apenas seis meses, es otra de las apuntadas, con pedidos de informes de legisladores por el lamentable estado de rutas recién inauguradas, funcionarios cesanteados e investigados y causas judiciales en marcha, mientras los entrerrianos siguen siendo víctimas de accidentes de tránsito, a veces fatales, que podrían evitarse si las rutas se encontraran en condiciones.

Otra investigación en curso que indigna a los vecinos y votantes es la que sigue el camino de los alimentos correspondientes a módulos alimentarios del ministerio de Desarrollo Social, que se comercializan de manera irregular en supermercados chinos y en las redes sociales.

Fue la vicegobernadora electa quien participó de un acto cuando se inauguró el museo de la Escuela Hogar de Paraná, en la seccional 12, donde sorpresivamente el justicialismo perdió.

Se trata de uno de los barrios más humildes de la capital provincial, en donde sin dudas, se notó la ausencia de la ayuda social, y en donde la militancia hizo saber su descontento al funcionariado evitando trabajar por la lista oficial.

Por eso, a Stratta, junto con su segundo Leonardo Centurión, y los demás funcionarios les piden que renuncien por la falta de contención en los barrios más humildes e históricos bastiones del justicialismo, en los que la derrota se debió al fracaso de las políticas sociales, como la 8ª, la 12ª, la 13ª y otras tantas.

Además, en otra seccional vecina, la 13, que por su cantidad de votantes equivale a la ciudad de Victoria, también reclaman por la desatención social y cuestionan a Bordet por haber puesto como funcionario a un desconocido para la militancia, como Emiliano Gómez Tutau, segundo de Kueider, y como diputado nacional a partir de diciembre cuando Juan José Bahillo asuma en el gabinete provincial.

Eso enoja fuertemente a las bases del justicialismo, ya que consideran un avasallamiento de Concordia a Paraná, porque no tiene ninguna participación activa en la militancia en la zona y es completamente desconocido allí, y sin dudas fue parte de la estrepitosa derrota en esa zona de la ciudad.

La corrupción estructural del gobierno provincial, la falta de movilización y de compromiso de los funcionarios y candidatos, con sus niveles de vida de reyes a costas del hambre de los entrerrianos, eran el comentario durante la campaña entre la ciudadanía y los militantes, que hicieron saber su descontento con el castigo en las urnas.

Por la vergonzante, histórica y catastrófica derrota, en el justicialismo ya responsabilizan al gobernador Bordet, y piden que los ministros, secretarios y subsecretarios pongan a disposición su renuncia.

Entre ellos Laura Stratta, su segundo, Leonardo Centurión, y sus funcionarios, por la inacción de Acción Social; a Edgardo Kueider, Gómez Tutau, Maricel Brusco y los responsables de la campaña con millones de presupuesto para la comunicación; Marcelo Casaretto, y el directorio del IAPV por las irregularidades en las viviendas, y otros.

Laura Stratta, a pesar de haber sido electa vicegobernadora en junio, es una de las que está en la mira, ya que el fracaso electoral en los barrios y seccionales más humildes de Paraná denota la inacción de acción social, como también en su departamento natal, Victoria, y también piden su renuncia indeclinable.

En medio del torbellino que causó dentro del justicialismo el papelón en las elecciones y el pedido de renuncia masiva al gabinete de Bordet, también la ciudadanía que se declara apartidaria o neutral reclama fuertemente que se den a conocer los resultados del domingo.

En la tarde de este martes se concentrarán en la Plaza de Mayo de la capital provincial para exigir que se publique el escrutinio de las 46 mesas que faltan, a más de un día de culminado el comicio.

Mientras que desde el justicialismo reclaman que Bordet dé la cara y salga a admitir la derrota, la ciudadanía le reclama que, de una vez por todas, el gobernador haga gala de la transparencia que tanto declama y cumpla con el deber de informar a los ciudadanos el resultado de la elección.

El propio mandatario provincial utilizó su clásica muletilla ante los medios al pedir “transparencia” cuando salía de votar en Concordia, la ciudad que gobernó durante ocho años y hace varios lidera el ranking de las más pobres del país.

Por la noche, cuando el resultado a nivel nacional ya era un hecho, su equipo tuiteó “Hemos hecho una muy buena elección, con transparencia, austeridad y fundamentalmente con la verdad”, aunque los entrerrianos todavía no sepan con exactitud cómo terminaron los comicios.

Probablemente la palabra que más repitió Bordet en sus discursos desde el 10 de diciembre de 2015 sea “transparencia”, pero todavía no la puso en práctica en su gestión.

Un Gobierno que, asimismo, ha sido denunciado por medios de comunicación y periodistas por persecucion a la prensa, a través de advertencias de sus funcionarios como también por destinar millones de pesos del erario publico a una agencia que se dedica a socavar la libertad de expresión.

Habitualmente, al cierre de una elección, desde que Bordet está al mando de la provincia es él quien toma el micrófono y habla a los electores, sin embargo, desde el domingo a la mañana no se sabe nada de él en la provincia, salvo por su actividad en las redes sociales.

En esta oportunidad, el gobernador abandonó el barco en pleno naufragio y se fue a Buenos Aires a celebrar el triunfo de Alberto Fernández en el país, al que Entre Ríos no aportó.

En Paraná, Bordet dejó a su vicegobernadora electa, Laura Stratta, al centro de una conferencia de prensa en la que los candidatos locales festejaron con poca euforia el triunfo a nivel nacional, sin dar precisiones sobre los resultados en la provincia, que ya se sabía que les eran adversos.

La corrupción estructural reinante en la provincia y la transparencia predicada y no practicada hartaron a los entrerrianos.

Así se lo hizo saber la ciudadanía al gobernador y a sus protegidos en las urnas el domingo y así lo hace saber la militancia del justicialismo, que reclama renuncias en masa ante la falta de compromiso, la inoperancia y la corrupción.

Fuente: El Portal de Ricardo David.

Difunde en las redes

Comentarios

comentarios