Condenaron a un profesor entrerriano por abusar de tres alumnas en clases de gimnasia

Difunde en las redes

They condemned an Entre Rican professor for abusing three students in gymnastics classes.

El juez del Tribunal de Juicio y Apelaciones de Paraná, Alejandro Cánepa, condenó hoy a tres años y medio de prisión e inhabilitó de forma “absoluta y perpetua” a ejercer la docencia a un profesor de educación física que abusó sexualmente de al menos tres jóvenes, informaron fuentes judiciales.

Rolando Sportuno de 60 años, dueño de un conocido gimnasio de la localidad entrerriana Viale, en donde ocurrieron los hechos, fue condenado por haber abusado a tres chicas de entre 13 y 15 años entre 2015 y 2017 aunque quedará en libertad hasta que la condena quede firme.

Según las denuncias, Sportuno aprovechaba que “sus alumnas quedaban solas con él” y comenzaba una serie de “tocamientos, masajes y besos en la boca que crecían en intensidad”.

Las tres víctimas coincidieron en sus declaraciones en que los abusos se producían cuando “comenzaba el elongamiento y post rutina” de gimnasia.

Además, sus relatos fueron considerados “coherentes y contundentes” y establecieron una modalidad del acusado que reiteraba “sin importar la víctima, lugar o momento”.

Durante el juicio oral y público declararon unas quince personas entre familiares, amigos y psicólogos que atendieron a las menores, sumado a los testimonios de las tres víctimas, uno de ellos a través de Cámara Gessell.

Las querellas habían solicitado cuatro años de cumplimiento efectivo, siete años y medio, y tres años y medio, mientras que los fiscales Cristian Giunta y Laureano Dato pidieron siete años de prisión.

El juez Cánepa consideró a Sportuno culpable del delito de “abuso sexual simple agravado por la condición de guardador en dos de los casos”, por lo que le impuso una pena de tres años y seis meses de prisión efectiva.

Spoturno permanecerá en libertad hasta que la sentencia quede firme con las restricciones de fijar domicilio, la prohibición de ausentarse del país y de mantener contacto con los testigos y las víctimas.

Asimismo, quedó “inhabilitado de manera perpetua para ejercer funciones como docente en establecimientos públicos y privados”.

Uno de los padres de las vìctimas dijo al medio entrerriano Análisis que el juez “valoró las declaraciones, desestimó cualquier duda sobre los hechos y validó que todo ha sido real”.

“Se demostró que las chicas nunca mintieron y nunca hubo nada armado, las chicas querían justicia lejos de haber sido una venganza, y eso es lo más importante”, agregó.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios