Relación Rusia-Estados Unidos: el momento en que un crucero de misiles estadounidense y un destructor ruso casi colisionan en el Pacífico

Difunde en las redes

Russia-United States relationship: the moment when a US missile cruise and a Russian destroyer almost collide in the Pacific.

“Dos buques de guerra, dos versiones diferentes sobre lo sucedido, pero una posibilidad muy real de accidente”.

Un crucero de misiles guiados de Estados Unidos y un destructor ruso estuvieron a punto de colisionar este viernes en aguas del Pacífico oriental.

Cada país ofreció diferentes versiones sobre la ubicación y la distancia a la que se acercaron sus barcos y, también, sobre la supuesta responsabilidad en el incidente.

Ambos acabaron evitando la colisión, pero el incidente es visto como el último episodio de tensiones entre los Ejércitos de las dos mayores potencias militares del mundo, que se está haciendo cada vez más frecuentes.

¿Qué ocurrió?

De acuerdo con la información estadounidense, los rusos acercaron su nave de forma “insegura y poco profesional” a su buque, el USS Chancellorsville, a una distancia de 15m-30m en el Mar de Filipinas.

Mientras, según la versión rusa, el USS Chancellorsville cruzó a 50m del destructor Almirante Vinogradov a las 06:35 hora de Moscú (03:35 GMT) en el Mar de la China Oriental, lo que los obligó a realizar “maniobras de emergencia” para evitar un choque.

Por su parte, el comandante de la Séptima Flota de Estados Unidos, Clayton Doss, alegó que los rusos practicaron “una maniobra insegura contra el USS Chancellorsville”, una acusación que fue desestimada por Moscú como “propaganda”.

Finalmente, nada sucedió.

Sin embargo, el incidente volvió a llamar la atención sobre las frecuentes “provocaciones” militares entre los dos países y las posibles consecuencias de que una de ellas termine de forma desastrosa.

Entonces, ¿quién fue el responsable?

Dada la alta tecnología con la que están dotados estos barcos, es casi imposible una cercanía entre ellos sin que haya sido antes detectada por sus sistemas de radares, según expertos.

“Simplemente no hay razón para que buques de este tamaño estén tan cerca”, aseguran.

“Uno de ellos, o tal vez ambos, tuvo la culpa. Ambos lados culpan al otro”.

USS Chancellorsville

El USS Chancellorsville pertenece a la Séptima Flota de EE.UU.

Sin embargo, en su opinión, este tipo de incidentes está resultando cada vez más frecuente, lo que preocupa a especialistas.

“En general, parece ser el resultado de una política concertada de Rusia para desafiar las operaciones navales de Estados Unidos y sus aliados siempre que sea posible”, señala.

¿Por qué es relevante lo sucedido?

Por años, Estados Unidos y Rusia se han acusado mutuamente de realizar peligrosas maniobras militares, ya sea por mar o aire.

Sin embargo, no han sido frecuentes en el espacio geográfico donde tuvo lugar la de este viernes.

Según Marcus, a menudo, estos incidentes ocurren en el Mar Negro, que Moscú considera como su propio lago (una visión con la que están en desacuerdo otros Estados a sus orillas -algunos de ellos Estados miembros o aspirantes a pertenecer a la OTAN-).

Admiral Vinogradov

El destructor Admirante Vinogradov pertenece a la flota rusa desplegada en el Pacífico.

“Tales incidentes entre EE.UU. y Rusia son menos frecuentes en las aguas de Asia y el Pacífico, donde las tensiones tienden a ser entre los buques o aviones estadounidenses y chinos”, agrega el corresponsal de la BBC.

Sin embargo, más allá del lugar, en su criterio, este tipo de sucesos navales resulta “peligroso e innecesario“.

¿Qué otros incidentes militares se han reportado recientemente entre Rusia y EE.UU.?

En mayo pasado, cazas estadounidenses F-22 interceptaron a cuatro bombarderos rusos y dos aviones de combate Su-35 que volaban cerca de las costas de Alaska.

Dos días antes, también reportaron un incidente similar.

Según informó el Comando de Defensa Aeroespacial de EE.UU., los aviones rusos entraron a la Zona de Identificación de la Defensa Aérea de Alaska que se extiende aproximadamente a 320 kilómetros de la costa occidental del territorio de ese estado.

Rusia confirmó el envío de sus aviones y explicó que se trataba de “salidas programadas sobre las aguas neutrales de los mares de Chukotka, Bering y Ojotsk, así como a lo largo de la costa occidental de Alaska y la costa norte de las islas Aleutianas”.

Antes, en noviembre de 2018, el Pentágono reveló que un avión ruso interceptó a otro estadounidense en el Mar Negro, lo que, según Moscú, fue la respuesta ante “una violación del espacio aéreo ruso”.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios