Pretty Boy, el elefante que recibió un disparo en la cabeza y caminó durante días en busca de ayuda

Difunde en las redes

Pretty Boy, the elephant who was shot in the head and walked for days in search of help.

El episodio tuvo lugar en Parque Nacional Mana Pools, Zimbabwe. Un grupo de cazadores ingresó al lugar para matar al animal.

Pretty Boy, un elefante de 25 años, vivía tranquilo en el Parque Nacional Mana Pools, Zimbabwe, hasta que un día recibió un disparo que casi acaba con su vida. El animal, con la bala en la cabeza, caminó durante días en busca de ayuda hasta que finalmente la consiguió.

El hecho tuvo lugar el 13 de junio de 2016 cuando un grupo de cazadores furtivos ingresó al Parque Nacional para matarlo.

Los veterinarios del Animal and Wildlife Area Research and Rehabilitation Trust (AWARE) llegaron a Mana Pools luego de recibir un alerta que indicaba que un elefante caminaba herido en la reserva. Pretty Boy vio la camioneta que trasladaba a los médicos y se acercó a ellos para que lo examinaran.

De inmediato, lo observaron y vieron que tenía un agujero en medio de la cabeza. Le aplicaron un dardo tranquilizante, buscaron restos de metal con un aparato especial e hicieron una radiografía para ver la profundidad del proyectil. Con los resultados en las manos, el equipo médico le realizó una intervención para extraerle la bala.

“Después de eliminar la pus gris que salía de cabeza y las piezas necróticas de hueso con olor desagradable, la herida finalmente fue enjuagada”, relataron los médicos al momento de compartir las imágenes del procedimiento.

Pretty Boy comenzó a despertar lentamente y el dolor por la ausencia de anestesia fue inevitable. No obstante, su recuperación fue rápida. “El día después del tratamiento se lo vio mucho más feliz y comiendo bien. Nos sentimos aliviados de saber que también estaba muy relajado a nuestro alrededor”, escribieron los veterinarios.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios