Masacraron a una conocida familia estadounidense en México

Difunde en las redes

They slaughtered a well-known American family in Mexico.

Los integrantes de la familia tienen nacionalidad americano-mexicana y hace décadas que viven en Sonora. Recientemente, habían sido asesinados.

El lunes a la mañana, la familia LeBarón salió de la comunidad de La Mora, Chihuahua, con rumbo a Bavispe, Sonora. Pero nunca llegaron a destino y el fatal ataque, que terminó con nueve muertos, tres mujeres y el resto menores de edad, fue confuso. Fueron acribillados a plena luz del día.

Will Grant, corresponsal de la BBC, dijo que el ataque se produjo en el límite de los estados de Chihuahua y Sonora. Y afirmó que la mayoría de las víctimas fatales son niños. Tres madres viajaban con sus 14 niños desde un asentamiento mormón.

En la mitad del viaje los emboscó un comando armado. De acuerdo a los primeros reportes pertenecería a uno de los carteles que controla la zona. “Fue una masacre”, dijo a varios medios Julián LeBarón, uno de los integrantes de la familia. Al parecer, los menores que sobrevivieron a la emboscada habrían sido secuestrados por los atacantes, aunque fueron reportados como desaparecidos.

El gobierno nacional no confirmó la información. Pero los medios locales informaron que se desplegaron fuerzas de la policía y el ejército en la región.

Qué dijo la familia.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo que adoptó una política de no violencia y no confrontación con los poderosos carteles del país. Pero sus críticos lo acusan de carecer de una estrategia de seguridad coherente”, indicó Grant.

Y añadió: “La presión sobre el gobierno está creciendo después de un episodio vergonzoso el mes pasado, cuando la policía en Sinaloa liberó al Ovidio Guzmán López, ‘El Ratón’, hijo del narcotraficante preso Joaquín Guzmán Loera, ‘El Chapo’, luego de que sus hombres los superaran”.

Quiénes son los LeBarón.

La familia llegó a México en la década del ’20 y se estableció en el estado de Chihuahua. Originalmente pertenecían a la iglesia mormona pero luego, se separaron de ella porque no querían dejar la práctica de la poligamia.

En 2009, la comunidad ganó la atención nacional debido al secuestro de uno de sus miembros, Erik LeBarón. La familia se negó a pagar el rescate del joven de 17 años y lo liberaron. Es mismo año, asesinaron a dos integrantes del clan como un mensaje de advertencia por el papel que desempeñaron para conseguir su puesta en libertad.

La comunidad es reconocida por su activismo en una región que es controlada por varios grupos afiliados a carteles de la droga, que operan en la frontera con Estados Unidos.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios