Impactante radiografía muestra el deterioro de un fumador de cigarrillo electrónico

Difunde en las redes

Shocking X-ray shows the deterioration of an electronic cigarette smoker.

Los pulmones de un joven de 19 años están colapsados por el aceite utilizado en ese tipo de aparatos. De acuerdo a los médicos, esos órganos tienen el aspecto de un hombre de 60 años que consume dos atados por día.

Un joven de 19 años tuvo la suerte de sobrevivir después de ser atacado por una extraña enfermedad pulmonar que afecta a quienes utilizan el cigarrillo electrónico. La madre del paciente difundió en redes sociales las impactantes radiografías de su hijo, en las que puede verse el aceite del aparato solidificada en sus pulmones.

Antony Mayo, oriundo de Erie, en el estado norteamericano de Pensilvania, contrajo la semana pasada una enfermedad con una tos que le impedía respirar. Sus padres, desesperados, lo llevaron al Hospital Comunitario Millcreek donde los médicos le realizaron radiografías e hicieron el escalofriante hallazgo: el aceite del cigarrillo electrónico estaba solidificado en sus pulmones.

El izquierdo estaba tapado en un 80% mientras que el derecho lo estaba en un 50%, por lo que sus niveles de oxígeno eran peligrosamente bajos: 37%. “El neumónologo dijo que había visto personas muertas con un nivel de oxígeno más alto”, indicó la madre de Anthony, Tanya, a través de su perfil de Facebook en que compartió las imágenes de los pulmones de su hijo.

“Una advertencia para aquellos que están en negación con el cigarrillo electrónico. Así es como quedan los pulmones de un joven de 19 años de edad, por lo demás sano, que los utilizaba y ahora está internado”, posteó la mujer.

Los médicos, por su parte, advirtieron al joven que el deterioro de sus órganos son los de un fumador de 60 años que consume dos atados diarios y que el daño causado lo deberá monitorear toda su vida.

Anthony comenzó a utilizar el cigarrillo electrónico hace dos años y usaba aceites con sabor, así como de un químico psicoactivo del cannabis.

El padreKeith indicó a The Sun que los primeros días Anthony expulso una flema con sangre. “Ahora es marrón y verde oscuro. Seguro tendrá algunas cicatrices. No sabemos que tan profundo es el daño. Para eso, hay que esperar y ver”, añadió.

En Estados Unidos, especialistas investigan para identificar cuáles químicos en cigarrillos electrónicos producen en esta extraña enfermedad que cobró ya la vida de ocho personas.

Sólo tienen algunas pistas: el primer caso fue registrado el pasado abril y todos los pacientes usaron ese aparato con un aceite que tiene un químico psicoactivo del cannabis. Sus síntomas pueden incluir fatiga, tos, dificultad para respirar, vómitos y diarrea.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios