mié. Nov 20th, 2019

Evo Morales pierde el referéndum y se cae el sueño de su re-re elección en Bolivia-Nova

Difunde en las redes

Un conteo rápido de votos y un boca de urna le otorgan por escaso margen el triunfo al NO a una reforma constitucional que le hubiera permitido al presidente pelear por un cuarto mandato en 2020.

 

Al final Evo Morales parecía no lograrlo. Según los primeros sondeos de boca de urna y un conteo rápido, la mayoría de los bolivianos votó NO a la reforma constitucional que habría autorizado al mandatario a postularse a un nuevo mandato de cinco años por el periodo 2020-2025.

Las encuestas a boca de urna realizadas por Ipsos otorgaban al NO entre un 51 y un 52, 3 % y al SÍ entre un 47,7 y un 49 %. También el conteo rápido -un sistema que generalmente tiene un bajo margen de error- realizado por Equipos Mori dio ganador el NO, con el 51% de los votos.

Según ambos sondeos, la opción oficialista solo habría ganado en los departamentos de La Paz, Cochabamba y Oruro, mientras el NO se habría impuesto en Santa Cruz, Potosí, Chuquisaca, Tarija, Beni y Pando.

El ministro de Autonomías, Hugo Siles, a poco de difundirse la encuesta a boca de urna dijo que los resultados configuraban un “empate técnico”.

Pero todo indica que Morales -quien fue elegido por primera vez en 2006 y que ya tiene el récord de permanencia en el poder desde la independencia de Bolivia en 1825- tendrá que abandonar el sueño de cumplir 20 años de presidencia.

Para Evo se trataría además de la primera derrota en sus diez años en el poder, aunque en 2015 su partido ya había perdido plazas clave en los comicios municipales, como ocurrió en el populoso municipio de El Alto.

Morales había sufragado temprano en la región cocalera del Chapare, en el centro del país desde donde saltó a la política, con llamados a “batir el récord” de participación en las urnas.

“Mi gran deseo es que podamos batir el récord de 2009 en el que ha participado un 96% (de los electores). Quisiéramos ahora pasar esa cifra, sería un día histórico que por primera vez con el voto del pueblo se modifique la Constitución y saber si me quieren o no”, dijo el presidente.

En el país andino la jornada de votación transcurrió tranquila. El paisaje urbano de las ciudades de La Paz y El Alto ofreció una estampa en contraste con el bullicio y el caos de los días normales. Las familias caminaron por medio de las carreteras y las bicicletas sustituyeron a los “minibuses”, taxis y automóviles privados.

Los únicos problemas fueron un incidente aislado de quema de urnas electorales vacías, y las protestas de electores en la recta final de la jornada por el mal funcionamiento de algunos recintos de votos. Uno de los mayores episodios de tensión lo sufrió el vicepresidente, Alvaro García Linera, que fue abucheado por decenas de personas tras depositar su voto en La Paz, aunque también fue aplaudido por algunos de sus seguidores.

A pesar de esos hechos aislados, la misión electoral de Unasur aseguró en un comunicado que la votación se desarrolló “en un clima de absoluta tranquilidad”. Lo mismo dijo el jefe de la misión de observadores electorales de la Organización de los Estados Americanos (OEA), el ex presidente de República Dominicana, Leonel Fernández. También el alto representante del Mercosur, el brasileño Florisvaldo Fier, destacó los avances de Bolivia en la calidad de sus procesos electorales.

Hasta la semana pasada los partidarios y detractores de la reforma constitucional estaban empatados en las encuestas, pero en los últimos días el rechazo a la continuidad de Morales había aumentado ante las denuncias de corrupción que por primera vez lo salpicaron directamente.

Sobre todo influyó negativamente el escándalo, admitido por el propio Evo, con una amante secreta, con la que tuvo un hijo que falleció, que en 2013 fue designada gerente comercial de una transnacional china con la que el gobierno hacía negocios, y el ataque del miércoles pasado a la alcaldía de El Alto, ciudad vecina de La Paz en poder de la oposición, que causó la muerte en un incendio de seis personas.

De todas maneras, los resultados oficiales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia serán conocidos después del 6 de marzo, cuando haya una nueva votación en algunas mesas del departamento de Santa Cruz que presentaron demoras en su instalación.

{fcomment}


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios