“Estaba desnuda, sentada y atada a un sillón”: el calvario de una atleta que logró escapar de un secuestro

Difunde en las redes

“I was naked, sitting and tied to an armchair”: the ordeal of an athlete who managed to escape a kidnapping.

La joven es austríaca fue capturada y torturada por un hombre que tiene trastornos mentales.

La ciclista austríaca Nathalie Birli, entrenaba en los alrededores del parque Graz en Austria cuando un auto la interceptó, la chocó y, fruto de la caída, se fracturó un brazo. El conductor del vehículo se bajó intempestivamente y le golpeó la cabeza con un palo dejándola inconsciente. Así comenzó su secuestro.

El victimario, la ató y la introdujo desmayada en el baúl de su auto. Cuando llegaron a la casa, comenzó a torturarla. “cuando me desperté estaba desnuda, sentada y atada en un sillón, en una casa vieja”, contó la ciclista a los medios.

El torturador la obligó a emborracharse, le tapó los ojos e intentó asfixiarla. También la obligó a bañarse con agua helada mientras la amenazaba con ahogarla.

En medio de la situación traumática, Nathalie observó que el captor tenía orquídeas y, para entablar un diálogo ameno, lo felicitó y elogió su talento por la jardinería. Fue en ese momento que el agresor generó un cambio en su actitud y comenzó a hablar sobre su pasado turbulento.

Cuando el diálogo comenzó a profundizarse, la joven detectó que había una puerta de salida cerca y le propuso un acuerdo a su captor: si él la dejaba salir, ella diría que todo fue un accidente. El hombre aceptó la negociación y la liberó. “Fui directamente a la casa, cerré la puerta con llave y llamé a mi novio”, relató Birli.

Una vez liberada, hizo la denuncia y, gracias al GPS que la ciclista tenía en su bicicleta, lograron identificar al agresor y detenerlo. El hombre, cuya identidad no fue revelada, tiene problemas mentales y la policía investiga si tiene algún vínculo con otros secuestros.

“Gracias a Dios pude liberarme y estoy bien, excepto por un brazo roto y una lesión en la cabeza”, concluyó la atleta.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios