El Papa llega hoy a Cuba tras el deshielo con los EE.UU.-Nova

Difunde en las redes

Francisco dará 26 discursos durante su viaje. Embargo, inmigración y paz mundial, entre los temas

El Vaticano medió para ese reencuentro. Francisco dará misa, se reunirá con Castro y luego irá a EE.UU. Será el primer pontífice en hablar en el Congreso. También lo hará en la ONU.

El Papa Francisco inicia hoy en Cuba su gira de mayor voltaje político. El periplo, que incluye a los EE.UU., está signado por una serie de desafíos que pueden arrojar para el pontífice grandes logros diplomáticos a corto, mediano y largo plazo. Entre ellos, se cuenta la posibilidad de que le dé un envión decisivo al levantamiento del embargo norteamericano a la isla que amplifique el proceso de apertura en marcha del régimen cubano tras el deshielo con Washington. También, que facilite la concreción de una demorada reforma migratoria en Norteamérica que le permita a la primera potencia mundial acoger a tantos extranjeros, sobre todo latinos, que sueñan con un futuro mejor en esa nación.

Si bien los retos no son menores para el primer Jefe de la Iglesia Católica latinoamericano, una serie de circunstancias parecen haber coincidido para alentar expectativas favorables. En principio, las urgencias económicas de Cuba y el reconocimiento del gobierno norteamericano de la inutilidad del bloqueo que lleva más de medio siglo. Además, el hecho de que Francisco hizo un relevante aporte al restablecimiento de relaciones entre ambos países. Pero también deberá evitar dejar en una posición humillante al régimen castrista y también vencer los prejuicios que tienen hacia él los sectores más conservadores de EE.UU., que lo ven como antinorteamericano y anticapitalista.

Para todo ello y mucho más –como el gran objetivo religioso de revitalizar a las comunidades católicas de ambos países– contará con cuatro días en Cuba y cinco en Norteamérica, y una agenda intensa con celebraciones, encuentros con diversos sectores y 26 discursos. Acaso el punto más alto en materia política lo constituirá su paso por el Congreso norteamericano, que lo convertirá en el primer pontífice en hablar ante el Capitolio. Aunque también genera expectativa su mensaje en la ONU, sobre todo frente al drama de los refugiados y la masacre de cristianos en Oriente Medio y Africa.

PAPA FRANCISCO

Tras partir a las 10 del aeropuerto de Fiumicino, en Roma, Francisco llegará a las 16, hora de Cuba, a La Habana. Mañana, a las 9, presidirá una misa en la emblemática Plaza de la Revolución, oficio al que asistirá la presidenta Cristina Kirchner. Por la tarde, le hará una visita de cortesía al presidente Raúl Castro. Aunque no figura en la agenda, es muy probable que en algún momento del día se encuentre con Fidel Castro. El día finalizará con una celebración con el clero en la catedral local y un saludo a los jóvenes en el Centro Cultural Padre Félix Varela.

El lunes el Papa viajará a Holguín, donde oficiará una misa en la Plaza de la Revolución y bendecirá la ciudad desde la Loma de la Cruz. A media tarde se trasladará a Santiago de Cuba. Allí mantendrá un encuentro con los obispos en el seminario y rezará una plegaria a la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, en su santuario. En ese lugar, el martes a la mañana oficiará misa, tendrá un encuentro con las familias en la catedral y bendecirá a la ciudad desde las escalinatas. Finalmente, al mediodía partirá hacia Estados Unidos.

Francisco llegará a la tarde a Washington, donde lo recibirá en el aeropuerto el presidente Barack Obama, en lo que se considera un gesto de especial deferencia por parte del mandatario. El miércoles, a las 9, el Papa le hará una visita de cortesía a Obama en la Casa Blanca. Luego tendrá un encuentro con los obispos norteamericanos en la catedral. Y a media tarde, en el santuario de la Inmaculada Concepción, canonizará al beato Junípero Serra, de gran papel en la evangelización de norteamérica, pero a quien algunos acusan de haber contribuido al exterminio de los indios.

El jueves a la mañana será el mensaje en el Capitolio, donde precisamente hablaría sobre el embargo a Cuba, la reforma migratoria y el papel de EE.UU. en favor de la paz mundial. Se cree que también se referirá al comercio de armas, la defensa de la vida desde la concepción y el matrimonio gay. Luego, se encontrará con indigentes en un centro caritativo de una parroquia local. A la tarde, partirá a Nueva York, donde se verá con el clero en la catedral de San Patricio.

A primera hora de la mañana del viernes hablará en la ONU, y luego encabezará un encuentro interreligioso en la Zona Cero, donde fue el atentado a las Torres Gemelas. Por la tarde, estará con un grupo de familias de inmigrantes en una escuela católica. El sábado partirá a Filadelfia, donde estará realizando el Encuentro Mundial de las Familias, un mega evento que la Iglesia realiza cada tres años en una ciudad de los cinco continentes y que, precisamente, fue el origen de este viaje del Papa.

Por la mañana, celebrará una misa con el clero y participará de un encuentro sobre la libertad religiosa con la comunidad hispana. Y al caer la tarde encabezará una multitudinaria vigilia en el Franklin Parkway. El domingo a la mañana, tras una cita con obispos, visitará una cárcel. Es muy probable que allí se pronuncie contra la pena de muerte, vigente en varios estados de la Unión. A las 16 presidirá la misa de clausura del Encuentro de las Familias. Y a las 20 partirá de regreso a Roma. 

Un impresionante operativo de seguridad enmarcará el paso de Francisco por EE.UU. donde despierta expectativas más allá de la comunidad católica. Si bien los sectores más conservadores quisieran que fuese más insistente en sus condenas al aborto y el matrimonio gay.

{fcomment}


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios