El milagro de Audrey Marsh: atrapada por la nieve, estuvo seis horas en paro cardíaco y los médicos lograron revivirla

Difunde en las redes

The miracle of Audrey Marsh: trapped by the snow, she was six hours in cardiac arrest and the doctors managed to revive her.

Es británica, tiene 34 años y había salido en una excursión por las montañas de Cataluña. Pero la sorprendió una tormenta y una hipotermia la dejó al borde de la muerte: su temperatura corporal era de 18 grados.

Una mujer británica residente en España revivió mediante una novedosa técnica médica después de estar más de seis horas en paro cardíaco al sufrir una hipotermia severa el pasado 3 de noviembre, cuando fue sorprendida por una tormenta de nieve en una travesía de montaña en la región de Cataluña.

El caso de Audrey Mash, de 34 años, es el único caso de este tipo documentado en España y uno de los de paros cardíaco más prolongada descritos en el mundo.

Los bomberos rescataron a la mujer inconsciente en los montes Pirineos, en paro cardíaco y con una temperatura corporal de solo 18 grados.

Ante la gravedad de su estado, los médicos aplicaron por primera vez en un caso de hipotermia severa el dispositivo ECMO, que permite suplir la función cardíaca mediante un sistema que oxigena la sangre fuera del cuerpo y la devuelve al organismo después de controlar su temperatura con un circuito de agua.

Según indicó este jueves el médico Eduard Argudo, del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, el corazón volvió a palpitar, sin que quedara ninguna secuela ni daños neurológicos en la mujer.

Una de las “pocas ventajas” de una hipotermia severa como ésta, explicó, es que, debido a la baja temperatura del cuerpo, el organismo puede aguantar en paro cardíaco seis horas y los órganos pueden ser preservados. Esto “deja más margen para actuar a pesar de que el tiempo sigue jugando en contra”, precisó.

Los médicos estiman que la mujer podrá volver al trabajo en los próximos días, aunque aún no ha recuperado el sentido del tacto
Los médicos estiman que la mujer podrá volver al trabajo en los próximos días, aunque aún no ha recuperado el sentido del tacto.

“Si hubiese llegado con una parada cardíaca tan prolongada a una temperatura normal, habríamos certificado su muerte”, advirtió.

Mash, que vive en Barcelona desde hace dos años, agradeció el trabajo de los profesionales que le salvaron la vida: “Me ha parecido un milagro”, dijo.

La mujer iba acompañada de su marido, Roman Schoeman, cuando salieron de excursión por el valle de Núria (provincia de Gerona), a más de 2.000 metros de altitud, y fue él quien avisó a los servicios de emergencias, que enviaron un helicóptero de rescate al lugar.

El hospital dijo en un comunicado que Marsh, residente de Barcelona, no ha recuperado el sentido de tacto en sus manos, pero que podrá regresar a su trabajo en los próximos días.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios