Cóndores del Ejército Argentino en Alaska

Difunde en las redes

Condors of the Argentine Army in Alaska.

Tres efectivos de la Escuela Militar de Montaña realizaron un intercambio con el Centro de Entrenamiento de Guerra Nórdica (NWTC) del Ejército de los Estados Unidos de América.

Las tropas de montaña poseen la capacidad de vencer la complejidad de los diferentes terrenos. La Cordillera de los Andes presenta características naturales diferenciadas entre la alta montaña de Cuyo, la media y baja montaña boscosa de Neuquén y la puna de Salta y Jujuy.

Estas particularidades exigen que nuestros instructores estén a la vanguardia de los nuevos sistemas de entrenamiento que utilizan las grandes potencias.

Uno de ellos es el Centro de Entrenamiento de Guerra Nórdica (NWTC – sigla en inglés de Northern Warfare Training Center), el único instituto de entrenamiento para regiones frías del Ejército norteamericano, ubicado en Black Rapids, estado de Alaska.

Estados Unidos y el entrenamiento para la guerra en montaña.
Las operaciones en regiones frías y montañosas no son nuevas para el Ejército de los Estados Unidos. Sin embargo, el entrenamiento especializado de unidades para el clima frío y la guerra de montaña no se emprendió seriamente hasta el momento de la Segunda Guerra Mundial.

Efectivamente, esto sólo sucedió en noviembre de 1941, con la activación del 87 Regimiento de Infantería de Montaña y la Junta de Guerra de Montaña e Invierno en Fort Lewis, Washington.

En 1942, abrió sus puertas en Camp Hale, Colorado, el primer centro de entrenamiento del Ejército, diseñado específicamente para el adiestramiento de guerra en montaña y clima frío. Su principal logro fue la capacitación de la 10ª División de Montaña.

En 1948, se tomó la decisión de organizar una escuela para operaciones árticas en Big Delta, Alaska, más tarde llamada Fort Greely, con la misión de brindar instrucción en las operaciones de verano e invierno en condiciones árticas y subárticas, incluyendo: supervivencia ártica, montañismo, esquí y soluciones a problemas tácticos, técnicos y logísticos en regiones frías.

Durante aproximadamente ocho años, la capacitación en operaciones de montaña y clima frío se llevó a cabo simultáneamente en Camp Carson, Colorado, y Fort Greely, Alaska.

Sin embargo, a principios de 1963, el Ejército llegó a la conclusión de que la educación y la instrucción en estos temas serían más beneficiosas para las unidades que el entrenamiento individual, y así se rediseñó como Centro de Entrenamiento de Guerra Nórdica, con la responsabilidad de proporcionar la capacitación en montaña.

En 1994, el Centro fue asignado definitivamente a la Brigada con asiento en Alaska y a partir del año 2000 se estableció en Black Rapids, lugar de asiento actual.

Experiencias y lecciones aprendidas.
La comisión del Ejército Argentino tuvo la posibilidad de presentar, conocer, analizar, debatir y entender cada una de las problemáticas y situaciones actuales de los respectivos institutos de perfeccionamiento de Tropas de Montaña, a través de exposiciones y del abordamiento de temas previstos.

La agenda (observación de instrucciones en el marco del curso en desarrollo, empleo de técnicas de enseñanza, bibliografía, conocimiento del equipo particular de montaña utilizado por instructores y alumnos, técnicas de desplazamiento en terreno nevado, uso de los medios auxiliares para la educación, intercambio de experiencias en el desarrollo de cursos de montaña) fue cumplimentada en su totalidad.

Es de destacar que la realización de este intercambio cumplió con el objetivo impuesto, que fue el de explotar la oportunidad que brinda esta actividad, para que, mediante la interacción con representantes del Ejército anfitrión, se puedan capitalizar experiencias, procedimientos, tácticas, técnicas y lecciones aprendidas. Entre estas, las que más se destacaron fueron:

• Construcción de diferentes tipos de refugios.

• Equipo individual básico y de patrulla para el combate.

• Técnicas para el desplazamiento.

• Evacuación sanitaria en combate durante operaciones.

• Observar sendas de instrucción de entrenamiento.

• Compartir actividades de entrenamiento en frío extremo.

Uno de los vehículos que posee el NWTC.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios