Murió un dirigente al que reprimieron por reclamar viviendas en Chaco-Nova

Difunde en las redes

LA SITUACIÓN SOCIAL.

Tenía 43 años y había sido golpeado por la policía semanas atrás. Pese a su estado, en el hospital lo mantenían esposado.

El dirigente social Angel Verón, salvajemente golpeado por la policía luego de un corte de ruta efectuado en pos de ayuda oficial para la construcción de viviendas, falleció hoy a raíz de las heridas recibidas.Llevaba semanas agonizando.

Verón, de 43 años, lideraba el movimiento “No al Desalojo”, que en la tarde del 24 de septiembre había cortado la ruta nacional 11, en las afueras de Resistencia, para que el gobierno de Jorge Capitanich cumpliera promesas en materia de planes de trabajo y materiales que permitieran la construcción de viviendas.

Ya habían pasado las elecciones para gobernador y vice -realizadas el 20 de septiembre y ganadas por el oficialismo- y ningún funcionario se interesó en dialogar con los manifestantes. Los que sí aparecieron fueron decenas de policías de Infantería que iniciaron los aprestos para desalojar la ruta por la fuerza.

Los seguidores de Verón dicen que ante la inminencia de la represión, el movimiento social optó por replegarse, y así las 20 familias que cortaban la ruta se retiraron de esa vía y emprendieron el regreso al precario asentamiento cercano del que habían salido a manifestarse. Pero afirman que la policía, en lugar de dar por terminado el episodio, inició una virtual cacería con palos y balas de goma.

Angel Verón y su hermano Rogelio habrían sido perseguidos hasta sus viviendas, donde ambos fueron golpeados y detenidos. Sus familiares no supieron de ellos hasta la mañana siguiente. En el caso de Angel, les comunicaron que permanecía bajo arresto pero internado en el Hospital Perrando.

Una vez en ese centro de atención, la familia de Verón fue informada de que su estado era muy delicado. “Llegó con las tripas afuera”, les dijo alguien en el hospital. Es que una cirugía abdominal de tiempo atrás se reabrió a raíz de la golpiza. El dirigente social no mejoró y fue inducido a un cuadro de coma farmacológico, según otros dirigentes “para que aguantara hasta después de las elecciones” del domingo próximo.

“El gobierno de Capitanich y su policía represora asesinaron a Ángel Verón a golpes por reclamar el cumplimiento de promesas electorales en materia de viviendas y trabajo”, dijo Marcelino Leiva al informar el deceso.

El movimiento “No al Desalojo” pidió el juicio y castigo para quienes atacaron a Verón, y denunció “la perversidad humana y política del gobierno”, que “habría ordenado que lo mantuvieran artificialmente vivo hasta después de la elecciones presidenciales”. Algo que también indignó fue que Verón fue mantenido esposado a su cama de la terapia intensiva, pese a su condición.

{fcomment}

 


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios