FaceApp: el lado oscuro de la aplicación que te envejece en segundos

Difunde en las redes

FaceApp: the dark side of the application that ages you in seconds.

Es furor en los últimos días, pero existe una controversia detrás de la aplicación y el uso que hace de los datos de los usuarios.

Las redes sociales se llenaron de fotos de adultos mayores. Cientos de usuarios, entre ellos reconocidas figuras del espectáculo, deporte e incluso de la política, compartieron sus imágenes sobre cómo se verán en su vejez, gracias a un filtro de la aplicación FaceApp.

Es así que se consolidó el #FaceAppChallenge, que está en tendencia. Pero, ¿qué hay detrás de esta nueva moda?

El creador de la aplicación, el ruso Yaroslav Goncharov, explicó que el sistema utiliza una forma de inteligencia artificial conocida como red neuronal para escanear el rostro y modificarlo según el filtro elegido.

“El reconocimiento facial se está convirtiendo rápidamente en uno de los elementos clave de la identidad digital y, por lo tanto, las personas deberían considerar la posibilidad de proteger su imagen facial de la misma manera que deberían proteger otros elementos de su identidad, como su fecha de nacimiento, número de contribuyente y demás”, advirtió David Vaile, presidente de la Fundación Australiana de Privacidad.

Entre los términos y condiciones de la aplicación, los cuales aceptamos para poder empezar a usarla, FaceApp deja en claro que: “Podemos compartir el contenido del usuario y su información con empresas que forman el mismo grupo que FaceApp”.

“Podemos compartir tu información, así como información de cookies, archivos de registro y datos de ubicación con terceros que nos ayuden a proporcionar el servicio”, agrega el documento.

No es la primera vez que la polémica se centra sobre el uso que se puede dar a los datos que comparten los usuarios en las redes sociales. Meses atrás causó furor el #10YearsChallenge, en el que las personas subían fotos de hace una década para mostrar sus cambios.

Sobre eso, especialistas en privacidad plantearon que esa tendencia podría estar vinculada a los gigantes tecnológicos que buscan así entrenar a sus algoritmos de reconocimiento facial.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios