sáb. Sep 21st, 2019

En medio de la polémica, desmienten el uso de antibióticos en salmón importado de Chile

Difunde en las redes

Amid the controversy, they deny the use of antibiotics in salmon imported from Chile.

Expertos aseguran que, por la presencia de enfermedades virales y bacterianas, Chile vacuna al 100% de su producción y que ejerce fuertes controles para exportar. La respuesta a los chefs argentinos.

El tema se instaló hace tiempo en la sociedad, y ahora llegó a los chefs más reconocidos de nuestro país. Es que el uso de antibióticos y vacunas en la industria del salmón se volvió motivo de debate, y hasta generó una campaña contra lasalmonicultura (producción intensiva) encabezada por Narda Lepes, Francis Mallmann y Fernando Trocca, entre otros.

Por eso – y tras la adhesión de Mallman a la protesta contra la instalación de una empresa en el Canal de Beagle-, en una entrevista, Alejandro Pino, director técnico de la compañía biofarmacéutica argentina Tecnovax en Chile, quien desmintió la presencia de antibióticos en el alimento que se importa desde ese país.

“Hay un mito que se creó acerca del uso de antibióticos en la producción de salmón chileno, y la verdad es que los productos que se exportan no tienen antibióticos. En Chile hay planes de control para producir salmón, a través de los cuales la autoridad (el Sernapesca) verifica con equipos e instrumentos las muestras de los peces para comprobar que no tengan antibióticos, y libera lotes libres al mercado. Para salir al exterior, la empresa tiene que obtener la certificación y cumplir el período de carencia, o de retiro, que se emplea también en Argentina. Además, la autoridad obliga a que se hagan análisis para determinar que no haya niveles peligrosos para el consumo”, explicó.

Vacunas contra las enfermedades.

Pino confirmó que en el país vecino existen “enfermedades complicadas, tanto virales como bacterianas“, pero resaltó quese controlan con vacunas,al igual que sucede con el resto de los animales.

“Muchas vacas son vacunadas contra distintas enfermedades, lo mismo ocurre con el salmón, aunque con distintas formulaciones. Estas vacunas no alteran la carne”remarcó en relación a la polémica.

En efecto, el salmón se produce en un ciclo de agua dulce y de mar, donde el 100% de los peces son vacunadosy donde muchas veces se aplican selecciones genéticas que ayudan a que los peces se hagan resistentes a las enfermedades.

En ese escenario,Chile importa la mayoría de las vacunas para la especie (sólo cuenta con un laboratorio nacional), tanto de Europa como de Argentina, donde Tecnovax es líder. Sus formulaciones desembarcaron también enNueva Zelanda desde 2018, un destino que no aplica antibióticos pese a que también registra enfermedades bacterianas.

“Nueva Zelanda adoptó la misma política que Noruega: no aplican antibióticos. La diferencia es que Noruega casi no tiene enfermedades virales o bacterianas y no pierde producción. Los neozelandeses eligen la merma”, relató Pino.

¿Rosado o naranja?

Otra de las preguntas que desataron cientos de dudas a la hora de elegir el pescado es el color. Mientras muchos salmones se ven rosados, otros son casi fosforescentes.

“El color del salmónen forma natural es rosado pálido, bien clarito. Pero en general el que se vende es naranja. Todo partió de un salmón naranja que se vende enJapón(a causa de un crustáceo natural), y la industria lo adoptó. Para lograr ese color, se coloca un pigmento sintético (carofil), que también se utiliza mucho en medicina humana, muy bueno para el bronceado y que no tiene ningún efecto en la salud. Los peces lo ingieren directamente en el alimento”, detalló el experto de Tecnovax.

El tema es que, en la actualidad,el mercado “paga” por el color.“Si uno ve un salmón naranja y uno rosado, siempre elegirá el más naranja. Está comprobado”, cerró.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios