sáb. Feb 29th, 2020

Mauricio Gómez: entre el abandono del sistema y los tiempos de la justicia

Difunde en las redes

Mauricio Gómez: between the abandonment of the system and the times of justice.

El tiempo pasa lento y penoso para el que espera. Desde aquél fatídico día en que Mauricio Gómez concurrió alertado por el llamado de los vecinos, como tantas otras veces, a intentar buscar a quien, en reiteradas oportunidades, había sido detenido por incurrir en el delito.

El desenlace ya es de público conocimiento… “Inintencional y desafortunado”.

Una muerte y un hombre que detrás de su uniforme intentó tapar las falencias de un Estado ausente.

Quiso el destino, que las cosas fueran así. No es ninguna novedad que la policía que actúa tiene consecuencias diferentes que las de un ciudadano común. Pero, lo que no se logra entender es por qué los Derechos Humanos no tienen validez para los azules.

En el derrotero de situaciones por las que ha pasado el Sargento Gómez desde aquél día no ha habido jamás una intervención del psicólogo policial (¿existe?), nunca recibió la visita del cura párroco policial (¿existe?), jamás el representante de los DDHH de Gualeguaychú se hizo presente para acompañar en este duro proceso, tanto al Sr. Gómez como a su familia. Porque detrás de cada policía hay una familia que lo espera cada vez que sale a trabajar.

Trabajo que no puede ejercer desde aquél día. Un padre de familia que se encuentra imposibilitado de trabajar dentro de su casa (pedido negado por la fiscalía), en otro rubro, en lo que se pueda. Con la desesperación del que sabe que hay hijos que quedaron a la deriva.

Hubo otro detenido aquél día, escapaba de la policía  siendo partícipe del mismo hecho… Él se entregó pero fue liberado al rato por el delegado judicial (no sin antes pedirle que deje las zapatillas que llevaba puestas, producto de un robo anterior).

 Y así estamos… Pidiendo SEGURIDAD, hartos de los robos acompañados de violencia que crece y se manifiesta de forma cada vez más creativa y cruel.

El Sargento Gómez, espera una justicia que determine qué sucederá con su vida. Las pericias de Gendarmería debían llegar para el 19 de noviembre de 2019. Aún no hay nada.

En el proceder de esta misma justicia es obvio, y necesario que se determine su accionar como agente policial.

De las múltiples causas-consecuencias que presenta un policía por ser policía y su desempeño, que en muchos casos es considerado como “abuso de autoridad”, cabe aclarar que el Sr. Gómez participó de un hecho en octubre del 2016 del que fue sobreseído y quedando en servicio activo el 10 de noviembre de 2018.

Participó de varias capacitaciones para trabajar en la canina con perros adiestrados pero nunca tuvo intervención a pesar de tener un curso internacional.

Es por eso que se debe pensar desde lo lógico y lo justo. No amedrentarnos ni dejarnos llevar por especulaciones.

Nadie que manifieste felicidad por la muerte de una persona puede llamarse “humano”. Hay que analizar el hecho, los ausentes de este hecho, una madre que 10 meses antes de que pasara vino a pedir ayuda desesperada a nuestro medio, consciente de que su hijo iba a terminar de la peor manera. Tristeza acompañada de ausentismo y desinterés. Negligencia y burocracia. Una mochila muy pesada para el Sargento Gómez.

En esto estamos todos involucrados. No somos “nosotros” y “ellos”. Hay que sacarse la careta de la hipocresía y dejar de emitir juicios de valor e incluso hablar de “condena”.

Hay un antes y un después en nuestra ciudad  desde aquél día, que nos lleva a la reflexión y a la mirada de la convivencia diaria, de los DDHH y de nuestro papel como ciudadanos.

Estamos exigiendo que la policía cumpla un rol que no le corresponde. Estamos pidiendo que tape agujeros. No condenemos. Informémonos desde la verdad, con fuentes fidedignas.

Acá hay dos víctimas de un sistema que requiere un cambio urgente.

Mientras tanto Mauricio Gómez espera…

“Es difícil liberar a los necios de las cadenas que veneran” (Voltaire)

Dejemos de ser necios y busquemos sumar a esta sociedad que necesita de todos para salir del pantano.

Por : Brave.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios