La Casa de la Mujer ya está finalizada y se espera equipamiento-Nova

Difunde en las redes

El hogar municipal de protección integral “Alas desatadas” brindará albergue, asistencia y atención para mujeres víctimas de violencia de género. Se aguarda la entrega de mobiliario por parte de Nación para su puesta en funcionamiento.

La Casa de la Mujer se encuentra finalizada y comenzará a funcionar próximamente. Se trata de un espacio que brindará asistencia y protección a mujeres víctimas de violencia de género y sus hijos o hijas a cargo menores de edad, que se inserta en la red local de salud y en el marco del programa municipal “Desatando alas, promoviendo equidad”, articulará su trabajo con las instituciones para brindar acompañamiento y fortalecer la prevención y la promoción de una vida libre de violencias.
“La obra en cuanto a lo edilicio ya está culminada y cuenta con espacios amplios y funcionales acorde a la vida institucional de la Casa. El equipo estará conformado por una administrativa, cuatro operadoras, promotora de equidad de género, personal de limpieza, psicóloga, trabajadora social, y abogada”, expresó Florencia Bugnone, responsable del área de Género y Diversidad Sexual.
Cabe señalar que para su puesta en funcionamiento se aguarda el mobiliario por parte de Nación; desde la Municipalidad, en abril de 2017 se enviaron al Ministerio de Desarrollo social a cargo de Carolina Stanley, el proyecto completo y solicitud de subsidio para equipamiento. Asimismo, en diciembre funcionarios de esa misma dependencia realizaron una visita a la ciudad y se comprometieron a garantizar la compra y entrega de este equipamiento. 
“La Casa de la Mujer fue concretada con fondos municipales, a través de cooperativas de trabajo. El mobiliario solicitado a Nación resulta imprescindible para comenzar a trabajar. Es un espacio importante por su función y sus objetivos de protección e inserción social, en el que el Estado local apuesta fuertemente”, agregó Bugnone.
El Hogar cobijará a mujeres que padezcan violencia y cuya permanencia en su domicilio implique una amenaza inminente a su integridad física, psicológica o sexual y la de su grupo familiar, apuntando asimismo a la integración social y laboral. El edificio consta de una superficie de 260 m2, cuenta con un salón de usos múltiples, cocina, lavadero, tres ambientes con habitaciones, espacio de trabajo para el equipo interdisciplinario y tres baños, uno de ellos acondicionado para personas con movilidad reducida. 
“La Casa funcionará como nodo de una red institucional. Debemos salir de la lógica del asilo que aísla, fractura vínculos, institucionaliza y hace de las personas objetos de asistencia. Lo lograremos trabajando junto a la comunidad”, concluyó Bugnone.
Finalmente, cabe destacar que se contempla la generación de un protocolo que ordenará el funcionamiento interno como así también con las instituciones con las que se viene trabajando como son el Juzgado, la Fiscalía, el COPNAF, Policía y el Hospital Centenario. Actualmente se esperan los fondos de Nación para equipar la casa de protección integral para mujeres víctimas de violencia de género.

Difunde en las redes

Comentarios

comentarios