mié. Nov 13th, 2019

Izaguirre: El Órgano de Revisión de la Ley de Salud Mental viola la normativa para cumplir su objetivo

Difunde en las redes

Izaguirre: The Mental Health Law Review Body violates the regulations to meet its objective.

Hace algunos días DIARIO NOVA de Gualeguaychú se hizo eco de nuestra airada protesta por sacar a un paciente del centro de rehabilitación Programa Ibicuy, para trasladarlo al Hospital Centenario de esa ciudad poniendo en riesgo al joven afectado y a toda la comunidad gualeguaychuense, indicó el Presidente de la Asociación Antidrogas de la República Argentina, Claudio Izaguirre.

Su madre, Rosa Roche, nos confirmó – remarcó Claudio Izaguirre -que desde el Hospital Centenario le negaron cualquier información telefónica sobre el estado del paciente y además impidieron que la señora se comunique con su hijo allí internado.

Como en las peores épocas de la dictadura militar -destacó Claudio Izaguirre -, el joven permanece incomunicado y altamente medicado además de mantenerlo maniatado en una cama debido a su peligrosidad para sí y para terceros por orden del Órgano de Revisión de la Ley de Salud Mental formado por el Dr. Martín Cabrera, la Asistente Social Adriana Montini y el psicólogo Javier Schuber y el Defensor Oficial Manuel Ruso de Paranacito.

Sostuvo Claudio Izaguirre – durante el tiempo que estuvo en Programa Ibicuy gozaba de un espacio de tranquilidad con cuidados psiquiátricos y psicológicos, de un amplio parque, gimnasia terapéutica y recreativa, además de grupos de autoayuda y el llamado telefónico diario de su señora madre que vive en Bahía Blanca.

El acompañamiento permanente del afectado – enfatizó Izaguirre -ha sido interrumpido desde el juzgado civil de Paranacito para ser llevado a un lugar, que acentúa su dolencia psíquica y agrava el cuadro innecesariamente, debido a que la atención personalizada es imposible en el Hospital Centenario dado que no está preparado para atender casos crónicos sino emergencias y urgencias.

El Órgano de Revisión y el Defensor Oficial, – fustigó Izaguirre -manejan como próximo paso trasladar al paciente a Bahía Blanca, abandonándolo a su suerte y poniendo en riesgo nuevamente al paciente y a todo aquel que le toque en suerte estar cerca del afectado. De esta forma desean sortear la responsabilidad penal que les cabe ante cualquier situación que ponga en riesgo de vida de paciente.

El Dr. Manuel Ruso, Defensor Oficial del Juzgado Civil de Paranacito – manifestó Claudio Izaguirre -, le había prometido al chico sacarlo de Ibicuy para que disfrute de “su libertad” a sabiendas que el afectado sufre de esquizofrenia y que tiene rasgos psicopáticos que lo llevan a tomar decisiones suicidas y que bajo esa patología sin atención médica y control permanente puede dañar a terceros.

La madre del afectado – reveló Izaguirre – de bajos recursos económicos, esta imposibilitada de viajar a Gualeguaychú y pide a quien pueda escucharla que se lo devuelva a Programa Ibicuy, que ha logrado contenerlo. Además aclara que en Bahía Blanca su hijo pasó por todos  los espacios de contención sin encontrar solución alguna, debido a que su patología supera todos los sistemas de salud de esa ciudad, encontrando solo en Ibicuy una adaptación plena del paciente.

Recordamos – develó Claudio Izaguirre – que el Dr. Manuel Ruso, defensor Oficial del Juzgado Civil de Paranacito, afirma que su objetivo es externar a todos los pacientes del Programa Ibicuy y cerrar definitivamente el Centro de Rehabilitación. Escuchado por el Ministerio de Salud de la Provincia de Entre Ríos, se produjo por parte de esa cartera una inspección sorpresa en el centro de adictos el pasado mes de Agosto de 2019 sin encontrar ningún tipo de anomalía, destacando algunos de los funcionarios que inspeccionaban el lugar, que están cansados de las actitudes del Órgano de Revisión y del Dr. Ruso cuyos caprichos ponen innecesariamente en riesgo la vida de personas enfermas.

“La actitud de quienes han puesto en riesgo la vida del muchacho y de los vecinos de Gualeguaychú – finalizó Claudio Izaguirre – viola la ley de Salud Mental y todas las normas concordantes. Mantienen a una persona enferma lejos del amor de su familia y de la contención del único lugar que tomo el caso con compromiso y profesionalismo, para abandonarlo a su suerte a más de mil kilómetros de los brazos de su madre.”


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios