Inseguridad un abordaje multidisciplinario-Nova

CONTROL POLICIA
Difunde en las redes

En la mañana de este Sábado, se realizó un programa especial sobre “Inseguridad” en Radio Del Pueblo 89.9, con la conducción de Alberto Dorati.

Se hizo un abordaje multidisciplinario de la temática, con la presencia de concejales, un funcionario policial, un funcionario de la justicia y un antropólogo social.

A pesar de haber cursado invitación a todos los bloques de concejales para que asistieran al programa, sólo lo hicieron el concejal Jacinto Daniel Verón del Frente Cambiemos y el Dr. Andrés Sobredo, del bloque U.N.A.

No acudieron a la cita ninguno de los representantes del bloque oficialista.

Ambos ediles destacaron el proyecto de reflotar el consejo de seguridad municipal, como herramienta de amplia participación ciudadana que ayude a solucionar la problemática.

“Debemos hacer una convocatoria muy amplia, donde estén todas las partes involucradas, de la sociedad en su conjunto, las instituciones intermedias, la policía y la justicia”, aseveró Sobredo, afirmando además “que no sólo se roba para comprar drogas o un par de zapatillas y también, en la actualidad, hay un crecimiento por la situación económica que hay en el país”.

Con respecto al consejo de seguridad, el concejal Verón afirmó “que el mismo debe estar conformado por la Directora departamental de educación, el director de atención primaria de la salud de la provincia, un representante de cada uno de los bloques de concejales, un representante del ejecutivo municipal, dos ONGs que se vayan alternando año tras año, porque son muchas, y una coordinación y un administrativo. La coordinación será elegida dentro del consejo y un secretario administrativo, por eso decimos que este concejo es honorario, no queremos que genere gasto al municipio  y que sea un órgano de consulta entre el ejecutivo y el legislativo”. También aclara que ese coordinador y ese administrativo no pertenezcan ni a la policía ni a la justicia, para darle la libertad necesaria.

Sobredo insistió en que es necesaria una fuerte presencia del estado en aquellos lugares donde falta contención social o hay familias que no pueden satisfacer sus necesidades básicas. Destacó la importante función que cumplen los clubes y otras organizaciones para esa contención, pero es notorio como se resiente la seguridad en aquellos lugares donde la labor de estas organizaciones no llega.

LA VISION DE LA POLICIA

CONTROL POLICIA

El sub jefe departamental de policía, Crio. Insp. Marcelo Hail, analizó la situación de inseguridad en la ciudad asegurando que el delito no ha crecido demasiado y que la sensación de mayor cantidad de delitos está relacionada con el hecho de que a través de las redes sociales se difunden mucho más los hechos que se producen.

“Nosotros tenemos una media de delitos contra la propiedad, que es lo que más afecta a la ciudadanía, y está entre 150 y 170 o 180 delitos por mes”, informó.

Destacó también que han crecido en efectividad, ya que el año pasado hubieron 339 detenidos y este año, de Enero a Julio, tenemos 302 detenidos.  Según el funcionario, el año pasado se detuvieron 26 personas por mes y este año ese número creció a 50.

Destacó la tarea que se lleva adelante con la fiscalía. “El año pasado se superó las 100 condenas y este año ya van más de 60 condenas”, aseveró.

También ponderó el nuevo código de procedimiento que ha permitido agilizar las causas y llegar a juicio oral con mucho más rapidez en causas emblemáticas.

En cuanto a la infraestructura con que cuenta la policía para operar, Hail dijo que en cuanto a patrulleros “estamos muy bien. Hace falta más personal. Cuanto más personal tenemos podemos dar mayor seguridad. Tenemos una jurisdicción muy complicada por su extensión que es comisaría 4ta. Tenemos un proyecto que ya fue hablado con el ministro Urribarri que es la creación de la comisaría 9na que va a estar emplazada en lo que es Bvard. De María y Rioja”.

En cuanto a los hechos violentos, Hail asegura que no han aumentado y que se mantienen también en la cantidad que han venido ocurriendo en años anteriores. Asegura que en la mayoría de los casos ocurren hechos de “ratería” y que los delitos con armas y violencia han tenido fuerte trascendencia pública y por eso generan mayor preocupación, pero no tienen ni punto de comparación con otras ciudades vecinas como Concepción del Uruguay o Concordia, donde los asaltos con violencia proliferan mucho más.

En relación al flagelo de las drogas, confesó que “es un tema muy delicado. Nosotros trabajamos en forma directa con el juzgado federal de Concepción del Uruguay y lleva su tiempo, porque tenemos que investigar y cuando el juez federal ha reunido todas las pruebas autoriza un allanamiento y a veces nos encontramos que otra fuerza ya está investigando ese mismo hecho y entonces nos dicen que eso no lo investiguemos”. En este sentido, destacó las ventajas de contar con un juzgado federal en la ciudad.

UNA VISION DESDE LO SOCIAL

El antropólogo social Lic. Gerardo Rossini, abordó la temática desde el punto de vista de las causas que genera la inseguridad. “Las causales son similares en todo el país. “Después del 2001, con lo que venía sucediendo desde los 90, la desocupación, la pobreza, el desempleo, se genera un problema social muy fuerte. Surge una pobreza nueva, que no tiene antecedentes, que no se puede comparar con la pobreza de nuestros abuelos que llegaban al hotel de los Inmigrantes, cuando venían con una mano atrás y otra adelante. Esta es una pobreza que se da en un contexto de una sociedad muy desigual, de una sociedad de consumo que a todos les ofrece lo mismo y algunos no pueden alcanzar” aseguró Rossini agregando que “hay una camada de jóvenes que no pueden encontrar un futuro. Hay una falta de oportunidades que no les permite ver un futuro. Esto atravesado con otros fenómenos como la droga, surge este tipo de violencia, un fenómeno que parte de los 90 y crece cada vez más”.

También habló de las transgresiones de las instituciones. “Sólo hay que ver los diarios o la televisión  para ver cuántos delitos está implicada la policía o la justicia”, con el consiguiente mensaje negativo que esta situación da a la sociedad.

Luego hizo hincapié en la transformación de los canales de asenso social, y se preguntó “¿Cómo se asciende socialmente? ¿A través del estudio, a través de la escuela? No, se asciende a través de la política, o una chica casándose con un futbolista o bailando por un sueño, o vendiendo droga, el que tiene la plata es el narco del barrio. Es decir, los canales de ascenso social están totalmente trastocados.

A modo de aporte para solucionar las causas que generan la inseguridad, Rossini aseguró que uno de los problemas que tiene la ciudad radica en el crecimiento desordenado que ha tenido. “Hay barrios que están totalmente aislados. La ciudad tiene una circulación que va desde Ñandubaysal hasta la ruta, de este a oeste, donde va el turismo y gente de clase media y hacia el norte y el sur hay una ciudad totalmente invisibilizada. Es una ciudad que no está integrada, no tiene transitabilidad. Los sectores medios no saben que barrios se construyen y ni van por allí y los sectores populares que viven en estos barrios ni vienen al centro. No conocen el centro. Es fundamental unir a Gualeguaychú. Hay que hacer una ciudad transitable. No seguir construyendo guetos. Es un grave problema que tiene Gualeguaychú y que no se soluciona”.

Otra de las cuestiones que remarcó Rossini tiene que ver con la discriminación. “Hay cuestiones de clase, hay sectores populares con determinado genotipo, gente morocha de rasgos que tienen ascendencia afroamericana y se tienen que enfreentar con una clase media blanca, con descendencia europea y les da vergüenza, porque existe la discriminación”. En ese sentido, ejemplificó con lo que ocurre en el Parque Unzué. “¿Qué tipo de gente va a ese lugar?  Gente de sectores medios, es un lugar apropiado por sectores medios. ¿Por qué no van los pobres? ¿Por qué le prohíben la entrada?, no, simplemente porque ha sido por sectores medios y hay como cierta vergüenza de concurrir allí”.

Insistió en que Gualeguaychú tiene que ser una ciudad integrada, con arterias que comuniquen las circunvalaciones y que la integren, pero esto es evidente que no ha ocurrido.

En otro orden de cosas, resaltó la fuerte influencia de las drogas en la inseguridad. Aseguró que “son modelos que están presente y desvirtúan lo que es el modelo de desarrollo, de adultéz, de inserción en la sociedad”. En este sentido, destacó la necesidad de la presencia del estado interviniendo en diferentes temas que tiene que ver con lo social y lo edilicio. Contención, plazas que no sean apropiadas por los vendedores de drogas, limpieza, iluminación y todas las acciones que hacen a la inclusión de todos aquellos que hoy se sienten frustrados por no poder realizarse como personas.

LA JUSTICIA

Representando al poder judicial, vertió su opinión el coordinador de fiscales, Dr. Lisandro Beherán, quien se encargó de establecer diferencias entre el funcionamiento de la justicia en el nivel nacional, donde se ventilan los casos más resonantes del país y que en muchas ocasiones está teñida por diferentes intereses que generan disconformidad en la ciudadanía, y la justicia del interior que funciona de otro modo y debería tener otra imágen, por el tratamiento que se dá a los casos. En ese sentido, destacó el cambio fundamental que se ha dado a partir de la implementación del nuevo código de procedimiento, que ha permitido agilizar las causas y llegar en corto tiempo a los juicios. “Fue un cambio revolucionario y esto se está notando en las nuevas causas”, dijo Beherán, al tiempo que afirmó que ha ido avanzando el crecimiento del delito en la ciudad, a la par del crecimiento demográfico que hubo en los últimos años.

Al igual que el sub jefe de policía, aseveró que Gualeguaychú es una ciudad con mucho menos conflictividad penal que Concepción del Uruguay y Concordia.

“La aplicación de la ley es un muy buen ejemplo y de alguna manera aplaca la sensación de inseguridad, pero a lo que hay que ponerle las fichas es a las causas de la inseguridad”, expresó el fiscal, admitiendo que la justicia actúa sólo cuando el hecho se ha producido y no puede actuar de manera preventiva para evitar el delito.

Por otra parte, Beherán, abogó por la pronta implementación de un juzgado federal en Gualeguaychú. “Hay que hacer todo lo posible por ponerlo en la agenda de la ciudadanía. Es la única manera que tendremos un contacto directo entre lo que es el combate desde la ley penal hacia lo que es la venta de drogas”.

{fcomment}

 


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios