Gualeguaychú: La iglesia ausente en tiempos de pandemia, y aún antes de ella

Difunde en las redes

Gualeguaychú: The church absent in times of pandemic, and even before it.

 Me tengo que remontar a los años 50 cuando la historia registra el primer avivamiento Espiritual en la ciudad de Gualeguaychú, lamento el fallecimiento del querido Pastor Montenegro que ya no está entre nosotros, un hombre de fe y de Dios, vivió esos grandes años, y fundo junto a su esposa iglesias en la zona.

Pasaron los años, y la iglesia tuvo más hermanos afuera, que dentro de sus propias paredes, una iglesia en Gualeguaychú en donde DIOS no les permitió realizar una cruzada en el mismo corsódromo de la ciudad por confiar en el hombre y mendigar un espacio.

Subestimaron a grandes hombres de la palabra, mensajeros encendidos por el fuego del Espíritu de Dios, como el varón que piso por primera vez el Corsódromo predicando el mensaje de salvación por tres noches consecutivas en el tiempo de la intendencia del ex presidente municipal Daniel Irigoyen, y que el consejo pastoral de aquel entonces, es decir “el mismo” que está no respaldo ni apoyó.

Están en el memorial de Dios, aunque no tengan vergüenza, solamente juntarse con el Pastor Pucheta y consultar los tiempos del Señor, sé que van a seguir negando a los ungidos, mientras seguirán perdiendo el tiempo en querer agradar a los políticos de turno, si son barro que los lava el agua, y solamente están por un tiempo corto.

Pasará la Pandemia, y volverán a pedir el lugar para realizar el evento Evangelístico, pero no se les será fácil, el corazón del faraón se les endurecerá hasta que todos aquellos llamados Pastores “Del Consejo Pastoral” pidan perdón al DIOS del cielo, por juzgar y condenar a los hombres como el profeta Elías.

Lo asombroso del tema es que DIOS se place de hablarles por cualquier herramienta que ÉL quiera.

Es tiempo de volver el rostro al Señor.

Por: L.N.F.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios