Gualeguaychú: la banda oculta que nadie quiere investigar-Nova

Difunde en las redes

Protegidos por las sombras de la noche, el hampa ha crecido en Gualeguaychú, al punto de dominar y controlar de manera absoluta ciertos territorios.

Una investigación de NOVA dio como resultado algunos hallazgos interesantes que procedemos a revelar.

Lo que más se ha destacado en los últimos tiempos es el avance sin medida de los cuatreros. Robo de ganado y asaltos a numerosas estancias en el departamento Gualeguaychú ha sido la crónica habitual en nuestro medio.

A partir del robo a la estancia “El Clarín”, decidimos ahondar sobre los movimientos de esta banda integrada, según pudimos saber, por conocidos delincuentes.

Uno de los datos que nos lleva en dirección de sus integrantes es el llamativo apodo del líder de la misma, que es el de un ave nocturna, y que en reiteradas ocasiones habría sido contratado como mano de obra para perpetrar delitos.

Todo comenzó cuando informamos sobre un incendio que se produjo en un predio dedicado al reciclaje, ubicado sobre la Avenida 2 de Abril. La noticia pasó por alto en aquél momento.

Sin embargo, al tiempo se produjeron dos incendios más en el mismo lugar y ello nos llamó la atención.

Consultamos a una fuente cercana al lugar de los hechos y nos confirmó que los tres incendios habrían sido intencionales.

Cuando avanzamos en la investigación pudimos confirmar que en ese lugar trabajaría uno de los líderes de la banda de cuatreros y que los incendios habrían sido una suerte de mensaje de otros delincuentes hacia él por haberse quedado con un vuelto que no le correspondía.

Paralelamente, esta banda fue investigada por dos integrantes de la policía local, quienes no pudieron continuar con la línea investigativa porque fueron trasladados a otra ciudad, lo cual no es un dato menor.

Esta banda tiene pleno conocimiento de todos los movimientos de la zona de Costa Uruguay Sur y si bien no cuentan con mucha logística, prestan sus “servicios” a gente que los contrata para “trabajos específicos”, que siempre están fuera de la legalidad.

En el marco de la investigación, otra fuente nos relató que la banda se mueve según la información que recibe de funcionarios que, supuestamente, deben trabajar para velar por nuestra seguridad.

Esta fuente estaría dispuesta a contar todo lo que sabe ante la justicia.

También afirma que en este entramado delictual habría participación directa de un sub oficial de la policía que tiene contacto con los cuatreros.

Se sabe, además, que todos los robos y faenas clandestinas que se produjeron tiempo atrás siempre tuvieron la participación directa de la misma banda, aunque a veces con algunos integrantes diferentes.

Pudimos confirmar que estos delincuentes contarían con un gran potencial de armas de fuego, producto de los robos que perpetraron a diferentes establecimientos rurales.

Otra de las aseveraciones de nuestra fuente da cuenta que esta banda también se dedicaría al contrabando de todo tipo de artículos.

NOVA trató de contactarse con la fiscalía de tribunales para hacerle conocer la  denuncia pública que haríamos, pero jamás fuimos atendidos.

Dejamos constancia a nuestros lectores que esta información que hemos recabado está debidamente chequeada y más allá que podamos tener alguna inexactitud, lo medular del caso es lo que aquí exponemos.

No se puede mezclar el agua y el aceite. O se es policía o se es delincuente. No se admiten “Poliladrones”.

Estamos ante una importante banda a la que nadie le ha querido echar mano y llevarlos ante la ley.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios