Gualeguaychú: atropellan a una mujer y se dan a la fuga-Nova

Difunde en las redes

Es lamentable que aún hoy tengamos que asistir a este tipo de hechos. La falta de conciencia y sensibilidad de algunos conductores en nuestra ciudad es alarmante.

NOVA da hoy a conocer, de manera exclusiva, un hecho que nadie ha publicado hasta el momento y que da cuenta de la falta de humanidad de algunas personas.

El hecho tuvo lugar el día Viernes alrededor de las 16:00 hs, cuando la Sra. Mariana Benítez caminaba por calle 1ª de Mayo. En ese instante, por calle Franco, avanzaba un automóvil marca Chevrolet Corsa, color oscuro, conducido por una mujer. Al llegar a la esquina, por causas que se desconocen, el coche embisitó a la Sra Benítez. La conductora del auto no se detuvo y se dio a la fuga dejando a la mujer tirada en la calle.

NOVA dialogó con con Amorina Fernández, hija de la víctima, quien relató: “Mi mamá iba por 1ª de Mayo y la chica del Corsa oscuro venía por Franco y la chocó dos veces. La primera vez la levantó por el aire y antes que caiga al piso aceleró y la volvió a chocar. Después se dio a la fuga. A mi mamá la socorrieron los vecinos del lugar”.

También contó que había en el lugar un sargento de la policía, vestido de civil, que se encargó de llamar una ambulancia y a la policía.

“Al día de hoy, mi mamá está en cama, sin poder mover la pierna y dolorida en todo el cuerpo. Tiene la rodilla totalmente hinchada, sin poder flexionarla y llena de hematomas”, dijo Amorina.

Transcurridas las primeras 48 horas del incidente aún no se ha podido localizar el automóvil y la conductora que atropelló a esta mujer y huyó sin darle el más mínimo auxilio.

Así es como andan algunas personas en la calle, conduciendo un auto que también se transforma en un arma letal en manos de los inconcientes.

Un accidente podemos protagonizarlo cualquiera de nosotros. Un error de conducción podemos cometerlo cualquiera de nosotros. Lo que no podemos admitir es que si lesionamos a alguien escapemos cual delincuentes para no hacernos cargo de nada y abandonando a la persona que hemos lastimado. Eso es inconcebible. No habla bien de quien actúa de esta manera. Aún cuando seamos culpables, ocuparse del otro es una señal de humanidad, de solidaridad, que atenúa cualquier error que hayamos podido cometer.

Lo otro es casi rayano con el homicidio.


Difunde en las redes

Comentarios

comentarios